Busquen esta noticia en los medios hegemónicos latinoamericanos. Será en vano. Lo mismo ocurre si quieren hallar alguna condena de la derecha y sus politicastros ante esta masiva y permanente violación a los derechos humanos. Blindaje mediático total.

Ambos, los políticos de la derecha y los medios hegemónicos son cómplices de esta barbarie. Lo mismo puede decirse del gobierno de Estados Unidos que protege al régimen de Iván Duque. Pese a esta infamia pretenden erigirse en custodios de la democracia, la justicia y los derechos humanos. Repito: son cómplices de estos crímenes, cuando no sus instigadores o autores intelectuales. Merecen nuestro desprecio y total repudio.