HOY, 28 DE ABRIL, HA SIDO UN DÍA FATÍDICO PARA ESTADOS UNIDOS: el número de MUERTOS por COVID-19 llegó a 57.941, superando los 57,939 miembros de las FFAA muertos o desaparecidos en combate en Vietnam. Sus nombres están inscriptos en el impresionante Memorial construido en Washington para honrar la memoria de quienes ofrendaron su vida, en realidad, se las arrebataron, para defender los intereses del imperialismo en el Sudeste asiático. ¡Trump y el neoliberalismo hicieron posible lograr en cuatro semanas lo que la Guerra de Vietnam hizo en 11 años! Y, para colmo, según TODAS las agencias internacionales, incluyendo la OMS, en Vietnam NO SE PRODUJO UN SÓLO MUERTO por el COVID-19. Hubo, sí, 270 casos, pero ninguno fatal. Adjunto la imagen del informe de hace unos minutos de la OMS. Un caso extraordinario que ejemplifica la superioridad de la organización SOCIALISTA de la sociedad: un país de 96 millones de habitantes en poco más de 331.000 km cuadrados (un poco mayor que la provincia de Buenos Aires) que pese a su condición de país del Tercer Mundo, con una tremenda historia de dominación colonial y destrucción, le vuelve a dar una lección contundente a Estados Unidos. Ya lo derrotó en la guerra, produciendo su ignominiosa derrota en 1975, y ahora, casi medio siglo después, le vuelve a propinar una paliza: 0 muertos contra 57.941. ¿Qué más necesitamos saber para convencernos que el capitalismo sólo sirve para enriquecer a una ínfima minoría, el 1 %, y condenar a todo el resto? Dá para pensarlo, ¿no? ¡Salud Vietnam! ¡Hasta la victoria siempre!