Eric Hobsbawm: los judíos y el estado de Israel
julio 27, 2014

28.7.2014


ACLARACIÓN: Sólo en el día de hoy pude acceder al original del artículo de Eric Hobsbawm que forma parte de un dossier especial publicado por la  London Review of Books  en Enero del 2009. Se trata de un material muy interesante que reúne las opiniones de muy destacados intelectuales sobre el ataque israelí a Gaza que tuvo lugar en Diciembre del 2008. El texto que me habían enviado algunos amigos no era una copia fiel de ese original, y había un párrafo que por faltarles algunas palabras -algo no inusual cuando se envían algunos textos por correo electrónico, sobre todo si no se lo hace con el formato pdf – dieron lugar a que un pasaje del texto de unos cuatro o cinco renglones fuera muy poco inteligible. Eso ha sido corregido y, además, estoy pegando a continuación el texto original. He resaltado en amarillo esa parte del escrito de Hobsbawm para despejar todas las dudas al respecto y lo mismo hice en la traducción al castellano que sigue a continuación. Agradezco a los amigos que me llamaron la atención sobre ese pasaje, lo que confirma una vez más que la batalla de ideas es un proyecto eminentemente colectivo. 
(Los interesados en leer todos los artículos del dossier pueden hacerlo en el siguiente enlace: 
http://www.lrb.co.uk/v31/n02/gaza-writers/responses-to-the-war-in-gaza )




LONDON REVIEW OF BOOKS
 

Eric Hobsbawm

For three weeks barbarism has been on show before a universal public, which
has watched, judged and with few exceptions rejected Israel’s use of armed
terror against the one and a half million inhabitants blockaded since 2006 in the Gaza Strip.
Never have the official justifications for invasion been more patently refuted
by the combination of camera and arithmetic; or the newspeak of ‘military
targets’ by the images of bloodstained children and burning schools. Thirteen dead
on one side, 1360 on the other: it isn’t hard to work out which side is the
victim. There is not much more to be said about Israel’s appalling operation in
Gaza.

Except for those of us who are Jews. In a long and insecure history as a
people in diaspora, our natural reaction to public events has inevitably
included the question: ‘Is it good or bad for the Jews?’ In this instance the
answer is unequivocally: ‘Bad for the Jews’.

It is patently bad for the five and a half million Jews who live in Israel
and the occupied territories of 1967, whose security is jeopardised by the
military actions that Israeli governments take in Gaza and in Lebanon; actions
which demonstrate their inability to achieve their declared aims and which
perpetuate and intensify Israel’s isolation in a hostile Middle East. Since
genocide or the mass expulsion of Palestinians from what remains of their
native land is no more on the practical agenda than the destruction of the
state of Israel, only negotiated coexistence on equal terms between the two
groups can provide a stable future.
Each new military adventure, like the ones
in Gaza and Lebanon, will make such a solution more difficult and will
strengthen the hand of the Israeli right wing and the West Bank settlers who do
not want it in the first place.

Like the war in Lebanon in 2006, Gaza has darkened the outlook for the
future of Israel. It has also darkened the outlook for the nine million Jews
who live in the diaspora. Let me not beat about the bush: criticism of Israel
does not imply anti-semitism, but the actions of the government of Israel
occasion shame among Jews and, more than anything else, they give rise to
anti-semitism today. Since 1945 the Jews, inside and outside Israel, have
enormously benefited from the bad conscience of a Western world that had
refused Jewish immigration in the 1930s before committing or failing to resist
genocide. How much of that bad conscience, which virtually eliminated
anti-semitism in the West for sixty years and produced a golden era for its diaspora,
is left today?

Israel in action in Gaza is not the victim people of history, nor even the
‘brave little Israel’ of 1948-67 mythology, a David defeating all its
surrounding Goliaths. Israel is losing goodwill as rapidly as the US did under
George W. Bush, and for similar reasons: nationalist blindness and the
megalomania of military power. What is good for Israel and what is good for the
Jews as a people are evidently linked, but, until there is a just answer to the
Palestinian question, they are not and cannot be identical. And it is essential
for Jews to say so.

Eric Hobsbawm’s
most recent book is Globalisation, Democracy and Terrorism.





27.7.2014


¡Hola! Comparto una breve pero incisiva reflexión del gran historiador marxista y judío Eric Hobsbawm a propósito de los anteriores ataques de Israel a Gaza y al Líbano. Sus palabras conservan una notable actualidad frente al genocidio actualmente en curso, otra vez, en Gaza. A continuación la versión en español (publicada por El Ciudadano, de Chile (http://www.elciudadano.cl/2014/07/25/109731/a-proposito-de-gaza-por-eric-hobsbawm/) pero a la cual le he hecho algunas correcciones que me parecían necesarias. Espero que quede bien claro lo que dice Hobsbawm: que la crítica al estado de Israel no significa antisemitismo, latiguillo con el cual la derecha racista de Israel pretende descalificar las críticas que se les formula a sus criminales políticas.

“Durante tres semanas la barbarie ha sido mostrada ante un
público universal, que ha observado, juzgado y, con pocas excepciones,
rechazado el uso del terror militar por parte Israel contra un millón y medio
de habitantes bloqueados desde 2006 en la Franja de Gaza. Nunca antes las justificaciones oficiales
de la invasión han quedado tan claramente refutadas como ahora, con la
combinación de cámaras y aritmética; ni el lenguaje de las “objetivos
militares” con las imágenes de niños ensangrentados y de escuelas incendiadas.
Trece muertos de un lado, 1.360 de otro: no es difícil establecer dónde está la
víctima. No hay mucho más que decir acerca de la terrible operación de Israel
en Gaza.
Excepto para aquellos de nosotros que somos judíos. En una
larga e insegura historia como pueblo en la diáspora, nuestra reacción natural ante
eventos públicos ha incluido inevitablemente la pregunta: “¿Es bueno o malo
para los judíos?” En este caso, la respuesta es inequívoca: “Malo para los
judíos”.
Es claramente malo para los cinco millones y medio de judíos
que viven en Israel y los territorios ocupados desde 1967, cuya seguridad se ve
amenazada por las acciones militares que los gobiernos israelíes tomen en Gaza
y en Líbano, acciones que demuestran su incapacidad para lograr sus objetivos
declarados y que perpetúan e intensifican el aislamiento de Israel en un
Oriente Medio hostil. Dado que ni el genocidio o la expulsión masiva de
palestinos de lo que queda de su tierra natal así como la destrucción del estado de
Israel están en la agenda práctica de ambas partes en conflicto, sólo una
coexistencia negociada en igualdad de condiciones entre los dos grupos puede
proporcionar un futuro estable.
 
Cada nueva aventura militar, como las de Gaza y el Líbano, hará
que esa solución sea más difícil y fortalecerá al ala derecha israelí y a los colonos
de
la Ribera Occidental,
que encabezan el rechazo a la solución negociada.
Al igual que la guerra del Líbano en 2006, Gaza ha
oscurecido las perspectivas de futuro para Israel. También ha oscurecido las
perspectivas de los nueve millones de judíos que viven en la diáspora.
Permítanme que no me ande con rodeos: la crítica de Israel no implica
antisemitismo, pero las acciones del gobierno de Israel causan vergüenza entre
los judíos y, sobre todo, estimulan el antisemitismo de nuestros días. Desde
1945, los judíos, dentro y fuera de Israel, se han beneficiado enormemente de
la mala conciencia de un mundo occidental, que había rechazado la inmigración
judía en la década de 1930, unos años antes de que permitiera o no se opusiera
al genocidio. ¿Cuánta de esa mala conciencia, que prácticamente eliminó el
antisemitismo en Occidente durante sesenta años y produjo una época dorada para
su diáspora, queda en pie al día de hoy?
La acción de Israel en Gaza no es la de un pueblo que es una
víctima de la historia, ni siquiera es el “pequeño valiente” Israel de la
mitología de 1948-67, con un David derrotando a todos los Goliaths de su
entorno. Israel está perdiendo la buena voluntad tan rápidamente como los
EE.UU. de George W. Bush, y por razones similares: la ceguera nacionalista y la
megalomanía del poder militar. Lo que es bueno para Israel y lo que es bueno
para los judíos como pueblo son cosas que están evidentemente vinculadas, pero
mientras no haya una respuesta justa a la cuestión de Palestina no son y no pueden
ser idénticas. Y es esencial para los judíos que se diga.”

14 Comentarios

  1. Anónimo
  2. Anónimo

    Buenas, quisiera señalar una serie de puntos:

    – a Atilio: no me parece una decisión atinada la exhibición de los cadáveres, básicamente porque no creo que aporte razón y lógica, sino cierta apelación amarillista a la emoción.

    – a Horacio: los libros de Sand sí fueron mencionados y publicados en Argentina. De hecho, los publicó Akal -en esa tanda está la reedición de La Industria del Holocausto, de Finkelstein-. No abundan -como ocuree con mucha bibliografía sobre este y otros temas, pero están-.

    – coincido con el anónimo que posteó la noticia de Haaretz sobre la falsedad de las tesis de Sand -de hecho, revisando el libro, es interesante que, cuando menciona a Koestler, no mencione el plagio y distorsión que el ex amigo de la CIA hizo de las tesis de Dunlop-. Otra buena reseña crítica -además de la de Simon Schama- es esta: http://www.history.ac.uk/reviews/review/973

    – a Ajax: me encantaría que me explique cual es la diferencia entre el yihadismo que usted critica y el accionar del Estado y el Gobierno de Israel por, al menos, los últimos 14 años.
    Cualquiera que observe los ataques a manifestantes en Tel Aviv contra la guerra, las amenazas a muchos israelíes críticos -pienso en David Groissman, que no es precisamente un antisionista-, y la falta de respeto por la verdad y la ciencia que se producen en Israel; se dará cuenta de quienes son los que YA están acabando con la libertad de expresion, el laicismo y el humanismo.

    Respecto a la democracia occidental, es claro que no sólo no protege -ahí tiene a Irán eligiendo funcionarios- sino que tampoco se acepta -no sólo respecto a la actitud israelí ante las elecciones en 2005/6, sino al interior de la propia democracia israelí (tanto en las expresiones de Ayeled Shaked y Moshe Feiglin; como en el repudio casi kristalnachllesco a los diputados de la Knesset Ahmad Tibi y Hanin Zoabi)-.

    La trinchera "democrática" de Israel se está pareciendo demasiado a aquello de lo dice protegernos -como si por otro lado, necesitáramos los seres humanos racionales que se nos defendiese contra eso. Disculpe pero dejénme defenderme de esas amenazas solo, yo nunca le dí esa potestad a otros-.

    Salutes.

    Responder
  3. FOLLADORDEPROSTIS

    Israelitas y palestinos llevan siglos matandose entre si,lamentablemente es algo que parece no tener fin.

    Responder
  4. Anónimo

    para ALFRE
    comprendo su conmocion por las victimas, como dijo el señor Nelson Mandela: "un muerto ya es bastante". Este enunciado de las victimas, es justamente la intension de mis comentarios, asi que refuto LA IMPOSTURA INTELECTUAL de ciertas personas -sobretodo europeas- que se sienten PROGRESISTAS y BIENPENSANTES como aval para satanizar al Estado de Israel, impostura que IMPONE una condicion MORAL con argumentos de DESPROPORCION DE LA FUERZA, pero que en realidad esconde el mas visceral antisemitismo, lo cual queda descubierto al vertir una posicion UNILATERAL haciendo creer a la opinion publica que las victimas solo estan de un lado.Ese reclamo moral calla las masacres de la OTAN que bombardearon 5 mil personas en Kovoso solo por un insulto,27 mil masacrados en Irak en la invasion americana porque eran un peligro para los Estados Unidos, 200 mil masacrados en Siria. reclamo moral que llama "resistencia" al terrorismo. Intelectuales de la correccion politica incapaces de distinguir entre realidad y propaganda trucada. Ademas, si hay una apreciacion de DESPROPORCION ciertamente se debe a que ISRAEL tiene antimisiles para proteger a sus ciudadanos, del otro lado los ciudadanos son usados como escudos humanos. Este conflicto belico no tiene nada que ver con fronteras ni tierras, es una avanzada del oscuntarismo contra la civilizacion que pretende destruir el Estado de Israel. La solucion del conflicto palestino-Israel pasa tambien por el abandono del UNILATERALISMO intelectual.

    saludos, Ajax

    Responder
  5. Alfre

    No suelo entrar en estos debates tan delicado y de los cuales no tengo tantos conocimientos , pero si hay una persona anonima que aparece como Ajax, le responde Atilio Boron y esta persona expone sus argumentos en base a lo que comentaron ambos , lo unico que le quiero decir al tal Ajax , con mucho respeto y repito desde mi desconocimiento es que todas este tipo de guerras o mas bien ataques sangrientos son repudiados en Gaza , China o el Congo Velga , vale decir nunca por suerte voy a comprender y si repudiar , como se impone una idea o pensamiento sobre algo matando mujeres y niños !! El argumento Sr. Ajax que usted esgrime sobre los escudos humanos que dice usted que usan los palestinos , si fuera cierto , se puede seguir usando semejante atrocidad para como justificativo a tal matanza ?? y despues dice que esto es una verdadera democracia ?? Por suerte somos muchos que pensamos distinto y repudiamos energicamente todos estos actos macabros de destruccion y vale la aclaracion que no estoy en ningun bando para que no se me malinterpetre.

    Responder
  6. Anónimo

    continuacion articulo Haaretz:

    Esta investigación terminó ocupándole cuatro años. "Yo pensé que iba a terminar en dos meses, pero descubrí que había una enorme cantidad de trabajo. Tuve que comprobar fuentes que no estaban dentro de mi campo, y he consultado y recibido ayuda de mucha gente".

    Stampfer afirmó que su investigación no tenía motivos políticos, aunque reconoce que el tema está políticamente motivado. "Es una cuestión histórica muy interesante, pero tiene implicaciones políticas", dice. "Como historiador, estoy naturalmente preocupado por el mal uso de la historia. Creo que la historia debe ser eliminada de las discusiones políticas, pero cualquier persona que, sin embargo, quiere utilizar la historia, al menos, debe presentar unos hechos correctos. En este caso, los hechos son que los kazaros, según los hechos disponibles, no se convirtieron al judaísmo, y que por lo tanto los judíos asquenazis no pueden ser descendientes de unos hipotéticos judíos kazaros, por lo tanto, los problemas políticos contemporáneos entre los israelíes y los palestinos deben ser tratados sobre la base de la realidad actual, no sobre la base de un pasado ficticio".

    Shlomo Sand había unido directamente el tema kazaro al conflicto palestino-israelí. En el Haaretz afirmó en el 2008 que muchos judíos temían que una amplia aceptación de su tesis socavaría su "derecho histórico a la tierra. La revelación de que los judíos (asquenazis) no provienen de Judea [el antiguo Israel], atacaría ostensiblemente la legitimidad de nuestra presencia aquí… Hay un miedo muy profundo de haya dudas sobre nuestro derecho a existir (aquí)".

    Stampfer cree que la persistencia del mito de la conversión al judaísmo de los kazaros da fe de la renuencia de ciertos investigadores a abandonar paradigmas familiares. "Los que creyeron esta historia – y son muchos – por lo general no lo hicieron por razones maliciosas", nos dice. "Yo les digo a mis alumnos que la única cosa que quiero que recuerden de mis clases es la necesidad de investigar y cuestionar, para investigar si los argumentos que se escuchan son creíbles, razonables y bien fundados".

    Responder
  7. Anónimo

    Los judíos (asquenazis) no son descendientes de los kazaros, afirma un historiador de la Universidad Hebrea – Ofer Aderet – Haaretz

    La afirmación de que los judíos asquenazis de hoy son descendientes de los kazaros que se convirtieron en la Edad Media es un mito, según una nueva investigación realizada por un historiador de la Universidad Hebrea.

    La tesis kazara ganó prominencia mundial cuando el profesor Shlomo Sand de la Universidad de Tel Aviv publicó "La invención del pueblo judío" en 2008. En ese libro, que se convirtió en un best seller y que fue traducido a varios idiomas, Sand argumentaba que el "pueblo judío" es una invención forjada de mitos y de una "historia" ficticia" que trataba de justificar la propiedad judía de la Tierra de Israel.

    Ahora, otro historiador israelí ha desafiado uno de los fundamentos del argumento de Sand: su afirmación de que los judíos asquenazis son descendientes de los habitantes del reino kazaro que, supuestamente, en el siglo VIII se convirtieron en masa al judaísmo bajo instrucciones de su rey. En un artículo publicado este mes en la revista "Estudios Sociales Judíos", el profesor Shaul Stampfer concluyó que no hay evidencia para apoyar esta afirmación.

    "Esta conversión, a pesar de que es una historia maravillosa, nunca sucedió", nos dice Stampfer. Stampfer, un experto en la historia judía, analizó el material procedente de diversos campos, pero no encontró ninguna fuente fiable para la afirmación de que los kazaros – un reino multiétnico que incluía a iraníes, turcos, eslavos y circasianos – se convirtieron al judaísmo. "Nunca hubo una conversión al judaísmo de un rey kazaro o de su élite", afirmó. "La conversión de los kazaros al judaísmo es un mito sin fundamento".

    Como historiador, se dijo sorprendido al descubrir lo difícil que es "demostrar algo que nunca sucedió. Hasta ahora, la mayor parte de mi investigación se ha dirigido a descubrir o aclarar lo que sucedió en el pasado… Es un reto mucho más difícil probar que algo no sucedió que probar que supuestamente ocurrió. Esto sucede porque la prueba se basa principalmente en la falta de pruebas en lugar de en su presencia, como por ejemplo es un evento sin precedentes la supuesta conversión de todo un reino al judaísmo que no ha merecido ninguna mención en las fuentes contemporáneas a dicho suceso". "El silencio de tantas fuentes sobre el pretendido judaísmo de los kazaros es un hecho muy sospechoso", dijo Stampfer. "Los bizantinos, los Geonim [los líderes religiosos judíos del siglo VI aL siglos XI], los sabios de Egipto, ninguno de ellos tienen una palabra acerca de unos kazaros supuestamente judíos".

    Responder
  8. Anónimo

    Ajax:
    Gracias por responder, argumento que: 1)La respuesta israelí esta dirigida segun el Derecho Internacional lo cual cumple a) antes de bombardear un objetivo militar -arsenal puesto en casas civiles-hospitales o escuelas, Israel lanza un cohete de salva como aviso lo cual es conocido como "techo de paja" posteriormente procede el bombardeo -si los civiles no desalojan es porque es una poblacion "rehen", estan entre dos fuegos. b)los soldados israelies no pueden entrar disparando a las casas, esto es lo que provoca que tengan bajas. c)otro elemento adverso es la Moral, Hamas sabe que Israel no hara bombardeos masivos y por eso utiliza a la poblacin civil como escudo, lo cual causa muchas victimas. la prensa ha testificado el asunto de los escudos humanos. d)genocidio? el genocidio es algo deliberado, sin aviso y con ataque masivo como se ve en Siria.
    2- el asunto Shlomo Sand, hay muchos articulos de critica al libro del señor S.Sand, yo he leido el libro y me parece un refrito cronologico de lo que ya se sabe solo que puesto con indole sesgada y el punto fantastico es que nadie encuentra prueba cientifica ni antropologica de la supuesta tribu khazar (?). Fantastico, como la ayudita de "extraterrestres" que recibieron los Incas, mayas y Aztecas para edificar piramides y trabajar las matematicas y la astronomia(!!) en fin, si el pueblo judio es un invento, cual es la identidad del señor S.Sand ? y en tal caso que rayos esta haciendo en Tel Aviv?
    saludos

    Responder
  9. Fernando

    HALT

    Recorro el camino que recorrieron 4 000 000
    de espectros.
    Bajo mis botas, en la mustia, helada tarde de
    otoño
    cruje dolorosamente la grava.
    Es Auschwitz, la fábrica de horror
    que la locura humana erigió
    a la gloria de la muerte.
    Es Auschwitz, estigma en el rostro sufrido de
    nuestra época.
    Y ante los edificios desiertos,
    ante las cercas electrificadas,
    ante los galpones que guardan toneladas de
    cabellera humana
    ante la herrumbrosa puerta del horno donde
    fueron incinerados
    padres de otros hijos,
    amigos de amigos desconocidos,
    esposas, hermanos,
    niños que, en el último instante,
    envejecieron millones de años,
    pienso en ustedes, judíos de Jerusalem y Jericó,
    pienso en ustedes, hombres de la tierra de Sión,
    que estupefactos, desnudos, ateridos
    cantaron la hatikvah en las cámaras de gas;
    pienso en ustedes y en vuestro largo y doloroso
    camino
    desde las colinas de Judea
    hasta los campos de concentración del III Reich.
    Pienso en ustedes
    y no acierto a comprender
    cómo
    olvidaron tan pronto
    el vaho del infierno

    Auschwitz-Cracovia octubre 21 de 1979
    Luis Rogelio Nogueras (poeta y escritor cubano< 1944-1985)

    Responder
  10. atilio

    Ajax, ¡por favor! Un poquito de sensatez. Volvé a leer lo que escribiste. Por otra parte te aclaro que jamás he negado la Shoá ni cuestionado el derecho a la existencia del Estado de Israel. Sí cuestiono sus politicas en relación a los palestinos, que son genocidas, te guste o no. Si no te gusta mirá lo que dice el Estatuto de Roma y sacá tus conclusiones. Y eso de que Israel es la última trinchera de la democracia, ¿qué querés que te diga? Si una democracia puede hacer lo que Israel ha hecho en Gaza creo que hay que repensar de pe a pa lo que entendemos por democracia.

    Responder
  11. Anónimo

    Ajax:
    personas como E Hobsbawn se cuentan por miles, como los aun 20 mil judios que viven en Iran y otros cuantos cientos renegados de USA y unas decenas de "tontos utiles" que dicen ser judios en Sur América, y ciertamente si no son antisemitas, pero si son ASIMILADOS, con tal de proteger status o no ser señalados se vuelven negacionistas. En todo caso tanto judios RENEGADOS como izquierdistas de occidente deben tener claro que cuando se imponga el CALIFATO JIHADISTA que actualmente impulsa ISIS en Irak y Hamas en Gaza… se terminara la libertad de expresion, el laicismo, el humanismo y la democracia occidental, llegara la Sharia y reinara el culto a la muerte, solo basta leer las proclamas y las cartas de fundacion de dichos movimientos.

    Todavia hace 10 años muchos judios de Belgica tenian ideas anti Israel, pero cuando el antisemitismo se ha desbordado en Europa no les quedo otra opcion que EMIGRAR en masa hacia Israel.

    Prsonas como SHLOMO SAND y otros cientos de izquierdistas israelies no tienen fundamento MORAL para criticar al Estado que les da la vida.

    ISRAEL REPRESENTA LA ULTIMA TRINCHERA DE LA DEMOCRACIA,

    si estás contra Israel, estás contra la democracia y contra occidente.

    Saludos !!!

    Responder
  12. Anónimo

    Horacio, el video para una persona que no conoce sobre la historia del pueblo judio, puede sonar muy convicente, hasta uno podria caer en en este juego macabro de creerle y repetirlo sin saber de que esta hablando… Me parece que unos libros no alcanza para hacer juicios y conclusiones…

    Responder
  13. horacio

    La invención del "pueblo" judío y La invenciòn de la Tierra de Israel, dos libros indispensbles, aunque nadie se atrevió siquiera a mencionarlos en argentina, mucho menos publicarlos… En este video -casualmente introducido por un alumno de E. Hobsbawm- el profesor Shlomo Sand explica ambos mitos que son la base del sionismo. Habría que precisar un poco los conceptos para entender mejor de qué se trata la construcción de Israel y hacia donde va.
    https://www.youtube.com/watch?v=EkwltzEPj2k

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras noticias

Claroscuros en Europa

Mi reflexión acerca del sobredimensionado avance de la derecha en las recientes elecciones del Parlamento Europeo y el nefasto papel de los medios: Claroscuros en Europa

Mientras Brasil crea universidades, Milei las destruye

Mientras la Argentina se hunde en el atraso y el irracionalismo, Brasil hace una enorme inversión para crear nuevas universidades. El troglodita que nos gobierna, en cambio, se solaza asfixiando financieramente a las universidades nacionales y al CONICET. En otras...

Día del Periodista

Hoy se celebra el día del periodista en la Argentina. Por eso me permito compartir este brillante escrito de Jorge Elbaum que expresa todo lo que yo hubiera querido decir en mi nota alusiva al tema. La pertinencia y el valor de las palabras de Elbaum son...

fotografía de Atilio Borón

Sobre el Autor de este Blog

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Actualmente es Director del Centro de Complementación Curricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Avellaneda. Es asimismo Profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires e Investigador del IEALC, el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe.

Ver más