Sobre el fallecimiento de Néstor Kirchner
octubre 27, 2010

Foto: Osain Alvarez

Néstor Kirchner: legados y desafíos
   Es indiscutible que la inesperada y prematura desaparición de Néstor Kirchner tendrá un enorme impacto sobre la vida política argentina. Sucintamente podría decirse, primero, que con él desaparece el político más … (clic abajo para contrinuar) influyente de la Argentina, el que marcaba la agenda de la discusión pública y el ritmo de la vida política nacional. Segundo, que durante su gestión como presidente cambió el rumbo por el que venía transitando la Argentina: muy especialmente en materia de derechos humanos y política internacional, pero también con una ejemplar renovación de la Corte Suprema -reparando las vejaciones que en este rubro, como en tantos otros, había cometido el menemismo- y con algunas iniciativas trascendentes en materia económica, principalmente la quita en los bonos de la deuda. Tercero: desaparece con su muerte el único que reunía las condiciones requeridas para contener, como ningún otro, la compleja y turbulenta realidad del peronismo, cuyas pugnas internas en épocas pasadas sumieron al país en gravísimas crisis institucionales. Este tal vez sea el más serio desafío con el que tendrá que lidiar la presidenta. Cuarto, su muerte la priva de una compañía irreemplazable: durante décadas Néstor Kirchner no sólo militó codo a codo con ella sino que también fue su consejero, aliado y confidente. Su desaparición deja un vacío muy grande en la Casa Rosada. Pero, contrariamente a muchas malintencionadas especulaciones expresadas en estas horas, la presidenta es una política hecha y derecha y, además, una mujer de mucho temple y carácter y que seguramente sabrá sobreponerse a su inmenso dolor y honrar la memoria del ex –presidente manteniendo con firmeza en sus manos el timón del Estado y evitando que al interior del PJ se desencadene una feroz pelea por la sucesión. 
   Nada autoriza a pensar en un paralelismo entre su situación y la de Isabel Martínez de Perón ante la muerte de su esposo, en 1974, argumento éste que ha comenzado a deslizar una derecha interesada en instalar el fantasma de la ingobernabilidad. La viuda de Perón no reunía las menores condiciones para gobernar la Argentina, no tenía trayectoria política alguna y el país se hallaba en una situación incomparablemente distinta a la actual, donde la presencia de militares fascistas era el dato más significativo de aquella coyuntura. La de hoy es completamente distinta en todas y cada una de aquellas dimensiones. De todos modos, para responder a los desafíos del momento Cristina Fernández tendrá que contar con mucho apoyo, reforzar su articulación con las clases y capas populares mediante la rápida implementación de políticas sociales y económicas más efectivas (y, en algunos casos, largamente demoradas) y, sobre todo, mantener a raya a los aparatos que se arrogan una representación popular que en realidad no tienen y que pueden interferir negativamente en el crucial último año de su mandato y en sus perspectivas electorales. No es un dato menor comprobar que la formidable movilización espontánea de la ciudadanía hacia Plaza de Mayo, a pocas horas del fallecimiento de Néstor Kirchner, fue incomparablemente superior, en cantidad y también en calidad, al acto del Día de la Lealtad en Ríver organizado por el aparato cegetista. Argentina se asoma a una nueva etapa, signada por la larga sombra del ex -presidente: el asesinato de Mariano Ferreyra ya había iniciado este proceso; la muerte de Néstor Kirchner lo acelera y profundiza aún más.

17 Comentarios

  1. chenlina
  2. midi haytham
  3. atilio

    Hola amig@s: gracias por sus comentarios. El tema de la correlación de fuerzas es crucial, y no es tan fácil medirla con precisión. A veces hay excesivo voluntarismo, que nos hace ver lo que no existe; a veces demasiado determinismo, que nos instala en una actitud pasiva, total las "fuerzas objetivas" de la historia se mueven en dirección al socialismo. Pero no quedan dudas de que la izquierda tiene que madurar, aprender a conciliar con otros sectores con los cuales existen acuerdos estratégicos a largo plazo y diferencias tácticas de orden secundario. Un aprendizaje difícil pero necesario. En todo caso, se viene una discusión que ojalá sea a fondo (no como hasta ahora) sobre el dichoso "modelo" que mucha gente y el gobierno quieren profundizar cuando, en realidad, lo que hay que hacer es cambiarlo. ¿O se piensa que la pobreza que afecta a uno de cada cuatro argentinos, la exclusión de grandes sectores, la postración de las provincias, la informalidad, tercerización y precarización laboral son "accidentes" que no tienen nada que ver con el "modelo"?

    Responder
  4. Profesor Jorge Darío Pascuccio

    Atilio, como siempre tu análisis nos sitúa a la hora de pensar la política contemporánea. En mi opinión, como en los últimos ciento cincuenta años al menos, el rol del movimiento obrero es central para orientar los cambios en el campo político. Te pregunto: ¿Cómo reemplazar a la CGT cunado la CTA está empantanada en una disputa interna, que parece en parte desmentir su vocación democrática? ¿No habrá que contar, a nuestro pesar, con los elementos y sindicatos más potables de la CGT para orientar los cambios, o esta entidad está totalmente viciada para esa tarea?

    Finalmente, comparto la idea de que es necesaria una transformación de la estructura productiva del país, aunque articular a todos esos sectores de la vida económica y social puede llegar a ser muy complicado. Nada es imposible, con voluntad política y racionalidad en las decisiones, pero el estado no parece contar con los cuadros para desempeñar esa tarea.

    Un abrazo militante y la admiración de siempre.

    Responder
  5. Anónimo

    Atilio un saludo militante desde la agrupacion politica BROTE Chivilcoy:¿cual es la nueva etapa que se abrio con el asesinato de Mariano Ferreyra y que se profundiza con la muerte de Nestor? UN abrazo.

    Responder
  6. Fuauser Wax

    si bien es incierto el tema de la continuidad de la esfera del PJ en conjunto sin la presencia de Néstor, esto demostró de que el poder, sigue siendo del pueblo, como al caer una persona todo el pueblo salio a mostrar sus condolencias; por otro lado, si bien es incierto el tema de las candidaturas justicialistas, abriendo un poco el abanico, se va a mostrar como las cabezas van a ser las mismas, pero la inclusion de personajes nuevos va a ser necesario.

    Responder
  7. olmo

    y asi lograr que todo el apoyo que se vio en la plaza no se diluya en ese solo acto.

    Responder
  8. olmo

    creo que el centro de la discución ya se dibujo:- correlación de fuerzas
    -posibilidades reales de profundizar el modelo.
    – sectores militantes que apoyaran la causa.

    yo tambien creo que la izqueirda a jugado hoy, y casi siemrpe, de base social de la derecha, alejandose de la coyuntura mediante lecturas radicales. tambien creo que la clase media reaccionaria es mucha, pero creo que es se a revertido mucho en los ultimos dos años (merito de 678 sin dudas). lo importante es impulsar la organización de la clase media, tanto de estudiantes como trabajadores, superando la actual situcaion individualizada de lucha.

    Responder
  9. Rafa Cuadrado

    Me permito el atrevimiento de observarte algo: estoy absolutamente de acuerdo con tu diagnóstico Atilio, siempre estoy de acuerdo con tus diagnósticos, pero hay algo que no está claro y es el asunto de la correlación de fuerzas. Si por izquierda tuviéramos organizaciones menos dedicadas a destruir, seguramente la salida sería más clara por izquierda y se haría lo que con claridad observás que falta. Pero para poder hace falta poder, y ante eso sucumben todos. ¿Podría nuestra presidenta jugársela sola y salir por izquierda? ¿Quién la apoyaría, quienes dicen que es igual que Menem la apoyarían? No estoy tan seguro. Lo que me alegra es que estoy leyendo a compañeros de esa izquierda (en la que me gustaría estar y no sentirme tan solo), y muchos se dan cuenta que el ataque de la derecha será brutal, que los buitres sobrevuelan porque creen oler la muerte y el capital se frota las manos. Eso me da esperanzas.
    Gracias por escucharme. Un abrazo a todos.

    Responder
  10. vivian

    Atilio, coincido con su apreciación de que hay que ampliar la base de sustentación del proyecto pero no nos parecemos a Bolivia ni a Ecuador aquí hay una clase media amplificada que no está dispuesta a ceder nada y con eso hay que verselas.
    un saludo

    Responder
  11. Horacio

    Coincido con su apreciación sobre el sindicalismo y lo productivo Atilio, lamentablemente son los límites del kirchnerismo, y si me apura, del propio peronismo, una actitud como la que ud. menciona en la rta a un comentario sería casi barajar y dar de nuevo, en el último tramo, con minoría en las cámaras, una oposición feroz y sin NK, el tibio intento por prescindir del PJ, en el mejor momento (la fallida transversalidad) fracasó porque los mov. sociales no pudieron remontar vuelo por carecer del suficiente peso político propio para gravitar por sí mismos, no se pudo aprovechar la plataforma de lanzamiento que se les ofreció, la alianza con la CGT es inamovible por la historia misma del peronismo y porque simplemente no hay ninguna otra pared sólida donde apoyarse. Saludos

    Responder
  12. atilio

    Hola, gracias por empezar por sus comentarios. y sobre la pregunta muy puntual y concreta de nacipop digo que el relanzamiento de Cristina para avanzar por una senda de transformación social en profundidad requiere avanzar en la esfera productiva y, al mismo tiempo, en la sindical. Con el sindicalismo oficial (CGT) no se puede emprender ninguna tarea de ese tipo pues ese sindicalismo ha sido funcional a los procesos de concentración de la riqueza que tuvieron lugar en la Argentina en las últimas décadas. Y en lo productivo tiene que haber una política de recuperación de las riquezas nacionales, renegociación con las privatizadas, la re-regulación de numerosas actividades económicas, acabar con el flagelo de la "tercerización" y la precarización laboral, promoción de pymes, apoyo a fábricas recuperadñas, desarrollo de cooperativas, en otras palabras, es preciso instalar un modelo productivo distinto al actual. Por eso me preocupa cuando alguna gente cercana al gobierno habla de "profundizar el modelo". Lo que hay que hacer es cambiarlo. Y para eso el sindicalismo actual no sirve. Con aquellas políticas Cristina podría construir una sólida base social, que le daría una sustentabilidad política extraordinaria. Como la que lograron, por ejemplo, Evo y Correa.

    Responder
  13. Oscar Wilder

    Dr. Atilio Borón, comparto un 100 por 100 sus palabras, sin quitar ni agregar ninguna coma. Se fue un grande que deja un vacío enorme. Un abrazo.

    Responder
  14. nacipop

    Atilio: soy peronista "aunque" asiduo lector de tus libros, admiro realmente tu capacidad y pensamiento. Me gustaría saber cuáles son esas acciones de articulación social que están pendientes. Considerás que es prioritario abordar la cuestión del aparato sindical antes de hacerlo con la estructura productiva, configurada por grandes conglomerados y hacendados? Opiniones como la tuya sobre estas cuestiones para mí serían realmente un privilegio tenerlas.

    Responder
  15. Esteban

    Muy buen análisis Atilio. Realmente muy sorpresiva la noticia. Habrá que ver como se reacomodan los dirigentes peronistas tanto en el gobierno como en la oposición, teniendo en cuenta que falta exactamente un año para las elecciones y 10 meses para las internas.
    Yo estimo que si hasta el momento el gobierno venía apoyándose en el aparato sindical de la CGT y teniendo en cuenta las palabras de Moyano del día de hoy, seguirán por ese rumbo.
    Por otro lado, para mi gusto, habrá que ver como juega el peronismo no kirchnerista de aquí en más y si puede servir o no Scioli como una figura de mediación entre ambas vertientes peronistas.
    Un saludo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras noticias

La insaciable voluntad de saquear

Marx escribió en su obra magna que "El capital tiene horror a la ausencia de ganancias o a la ganancia demasiado pequeña, como la naturaleza al vacío. Conforme aumenta la ganancia, el capital se envalentona. Asegúresele un 10 por ciento y acudirá a donde sea; un 100...

fotografía de Atilio Borón

Sobre el Autor de este Blog

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Actualmente es Director del Centro de Complementación Curricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Avellaneda. Es asimismo Profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires e Investigador del IEALC, el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe.

Ver más