(Arreglo sobre la base de “Volver a los 17”, de Violeta Parra. Música de Violeta Parra)

Llegar a setenta y siete
Viniendo del otro siglo
No sólo a descifrar signos
como sabio competente
Volver a ser de repente
Tan ágil como rotundo
Volver a sentir profundo
Como aquel día frente a Fidel
el odio al imperialismo
que nos conduce al abismo

Se va enredando, enredando
Como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando
Como el musguito en la piedra

Ay sí sí sí

Mi paso ahora titubeante
Mientras ustedes avanzan
a construir una alianza
Que me parece no alcanza.
Dudas taladran mi mente
Llena de dialéctica y contradicciones,
Revueltas y revoluciones
Se arremolinan en mis venas
como cantos de sirenas
¿No será tanta racionalidad
La ruta a mi clandestinidad?

Ay sí sí sí

Esta larga cuarentena
Agita mi alma serena
Pero hay que agradecer
Lo que puede el largo encierro
En mi vida dejé de leer
Pero jamás como en estos días
Lavándome las manos
Como incurable obsesivo
En la web surfeando seguido
Leyendo como un poseído,
Escribiendo duro y tupido
Y buscando con impaciencia
A quien pueda ser referente
Para cambiar este pinche mundo
Que me tiene tan recaliente

Ay sí sí sí

Pero cambió la coyuntura
Y había que estar a la altura
Apareció el mago escondido
¡mutó la correlación de fuerzas!
Se rebelaron los oprimidos
Y temblaron los peores
Apelando a su experiencia
Los amos que los dominan
invocaron al amor que
los vuelve tan inocentes
Y los alejan dulcemente
De rencores y violencias
Para caer en las ilusiones
De un cambio sin resistencias

Ay sí sí sí

El amor con sus esmeros
Al viejo lo vuelve niño
Pero al malo ni el cariño
Lo vuelve puro y sincero
Persiste en su maldad
Y aumenta su prepotencia
Sólo el pueblo choriplanero
Pondrá fin a su violencia
Con tapaboca y organización
Y cultivando su conciencia
Su esfuerzo ya no será en vano
Y hará triunfar a la revolución
Y a mis años diecisiete
Retornaré con satisfacción
Misión cumplida y aquiete,
Y de los setenta y siete
Me olvidaré tomando un ron.

Ay sí sí sí