Grecia, Brasil y después
agosto 10, 2015

Comparto, nota sobre la situación en Brasil, publicada en Página/12 de hoy,

Lunes, 10 de agosto de 2015
Por Atilio A. Boron *

Si en Grecia la democracia sufrió un duro revés, otro tanto parece que está a punto de ocurrir en Brasil. Incapaz de prevalecer en las urnas, la derecha griega y sus mandantes en Bruselas reprobaron en el Parlamento lo que había sido aprobado por el pueblo en el referendo convocado por Syriza. En Brasil, la derecha vernácula y sus compinches en el imperio lograron que el voto popular en contra del programa de la derecha radical encabezada por Aécio Neves fuese neutralizado por un golpe de mercado a resultas del cual el equipo económico de quien fuera derrotado en el balotaje fue instalado en Brasilia para perpetrar un ajuste salvaje.

Pero esa derecha brasileña, en línea con la ofensiva destituyente lanzada por Washington, no quiere esperar hasta el próximo turno electoral, en octubre del 2018. Haciendo gala de su profundo desprecio por las normas democráticas y confirmando la sabiduría del dictum de Maquiavelo cuando dijo que no hay oposición leal, ahora pretende derrocar a Dilma Rousseff apelando a las tácticas del “golpe blando”: sabotaje del muy corrupto Congreso con “leyes bomba”; persecución del Poder Judicial, súbitamente preocupado por la corrupción del sector público y propenso a convalidar una salida “a la paraguaya” o “a la hondureña” de la presidenta; desenfrenado terrorismo mediático liderado por O Globo bajo el pretexto del combate a la corrupción, y convocatoria a marchas y cacerolazos para expresar el repudio de la “sociedad civil” en contra del gobierno del PT. Como ya lo dijéramos, éste tiene una enorme responsabilidad en el estallido de la crisis actual porque desde inicios de su gestión gubernativa, en 2003, desmovilizó a su militancia, desorganizó su base social, adoptó un enfoque posibilista y tecnocrático que terminó debilitándolo frente a sus cada vez más enconados enemigos, lo que terminó por dejar a Dilma indefensa frente a los lobos de la derecha.

Pero, más allá de esta crítica, lo que quisiéramos señalar es otra semejanza con lo ocurrido en Grecia: propinar un castigo ejemplar, un escarmiento inolvidable, al povao brasileño que tuvo la osadía, como los griegos, de decir que no al ajuste ultraneoliberal. Lo impusieron después, por vías antidemocráticas, pero sin el consentimiento popular. Ahora debe sufrir en carne propia el costo de su insumisión. Cierta izquierda puede caer en veleidades pseudointelectuales y dudar de la inmanencia de la lucha de clases en el capitalismo, pero la derecha jamás incurre en semejante despropósito. No conformes con el ajuste ya implementado por Dilma con el equipo de Aécio, van por más. Aprovechan la debilidad del gobierno para apoderarse de lo que queda de las empresas públicas, sobre todo Petrobras, perpetuar la dictadura del capital financiero (que embolsa el 51 por ciento del presupuesto federal del año 2015, un disparate en todo sentido), desandar los logros en materia de política social y, sobre todo, demostrar que en Brasil no puede haber gobiernos de izquierda, aunque sea de una izquierda inmoderadamente moderada como ha sido el caso del PT, para su propia perdición. Lo que detiene por ahora la escalada golpista es el peligro de una desestabilización completa del sistema político que desemboque en una situación de ingobernabilidad, inédita en la historia de un país que, no por casualidad, sus clases dominantes fueron las últimas en la faz de la tierra en eliminar la esclavitud. Ayer Grecia, hoy Brasil, ¿quién será el próximo?

* Director del PLED, Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales.

6 Comentarios

  1. chenlina
  2. Anónimo
  3. Anónimo

    Follador, me extraña. Atilio Borón no olvida NADA. No lo menciona ni no le conviene, que no es lo mismo. No te confundas.

    Nosotros, sindicados despectivamente como "la derecha", en franca minoría en este blog de izquierdosos radicales nostálgicos, nos divertimos al comprobar que el tiempo pasa pero ellos no cambian su discurso trillado, repetitivo y, sobre todo, aviesamente parcial, nunca objetivo. Por ejemplo, al insistir en echarle la culpa de todas las desgracias del populismo, al imperialismo yanqui. O a la Sra. Merkel. Pero en todo caso, la culpa no es nunca jamás de los propios errores de la izquierda populista. Siempre es de los otros, y esos otros, siempre, son los cerdos capitalistas. Ni aún cuando se dan cuenta, como Grecia ahora, que las deudas hay que pagarlas porque sino no te prestan más, aunque sea en cómodos planes.

    Son divertidos, ¿no?

    Responder
  4. Anónimo

    En Bruselas, se discutieron las 65 hs semanales por el 2010. Actualmente en España gente joven en su primer empleo que trabaja 50 hs de lunes a viernes más 24 hs los fines de semana total 74 hs a la semana, después de buscar un “trabajo normal” durante 5años, 9 hs más de lo que nos reíamos cuando Bruselas propuso las 65hs. A Grecia le impusieron ser la mano de "obra china" o la nada, el ostrasismo, fuera de Europa. Siempre hay tiempo para decir que no. Los dueños del dinero, el sistema financiero, se niegan a subvencionar a los que no tienen trabajo, porque las máquinas hacen el trabajo. Ya no habrá nunca más trabajo para todos. Se imaginan un mundo de ganadores y perdedores. Se preparan para preservar su dinero-poder frente a las turbas.

    Responder
  5. FOLLADORDEPROSTIS

    Que paso con syriza?? al final se terminaron bajando los pantalones frente a la gorda Merkel!! mejor se salian de la UE,Atilio olvida mencionar los escándalos de corrupcion en Brasil,una de las principales razones xq la popularidad de Dilma se a ido en picada,xq no menciona que el petista Dirceu a vuelto a la carcel?? la corrupcion en petrobras es tb culpa de la derecha??

    Responder
  6. Ruben

    La derecha neoliberal nuevamente en acción,con los métodos golpistas que suelen utilizar en los últimos tiempos en contra de los gobiernos progresistas de América Latina.Estos mismos sectores que en el pasado reciente sembraron hambre y miseria en la región, hoy pretenden volver a gobernar,pero saben que por la vía electoral no tienen ningúna chance de ganar por eso recurren a métodos sucios para conseguir su objetivo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras noticias

La insaciable voluntad de saquear

Marx escribió en su obra magna que "El capital tiene horror a la ausencia de ganancias o a la ganancia demasiado pequeña, como la naturaleza al vacío. Conforme aumenta la ganancia, el capital se envalentona. Asegúresele un 10 por ciento y acudirá a donde sea; un 100...

fotografía de Atilio Borón

Sobre el Autor de este Blog

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Actualmente es Director del Centro de Complementación Curricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Avellaneda. Es asimismo Profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires e Investigador del IEALC, el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe.

Ver más