Víctor Hugo fuera del aire
enero 11, 2016
(Por Atilio A. Boron) Días pasados hablábamos de la nefasta
transición que se está operando en la Argentina desde la República hacia el
Régimen. Este último es definido como una forma de gobierno en donde se
atropellan las reglas del juego democrático, se avanza sobe la división de
poderes, se desconocen los preceptos constitucionales y las normas del derecho
internacional. La Argentina de Macri, en su breve experiencia de un mes, ha
dado pasos gigantescos para convertir a su gobierno en un Régimen, conculcando
libertades sin solución de continuidad. La última muestra de un rosario de
intervenciones de ese tipo la ofrece la decisión tomada por Radio Continental,
bajo evidente presión gubernamental, de levantar “La Mañana”, el programa de
Víctor Hugo Morales. Este era una de las pocas voces críticas que iba quedando
en la radiofonía argentina, un faro al cual se dirigían todos los que abrumados
y disgustados por el monocorde tono oficialista de la prensa hegemónica en
todas sus manifestaciones (prensa, radio y televisión) para escuchar la otra
campana, para acceder a una perspectiva diferente, para conocer otras opiniones
y escuchar las voces de otros analistas. “La Mañana” era el programa de más
rating de Radio Continental, pese a lo cual se lo liquidó sin miramientos,
silenciando una de las voces más autorizadas del espacio público argentino.
Este zarpazo contra la libertad de expresión se produce en
medio de la abyecta complicidad de los sedicentes personeros del “periodismo
independiente”, que durante años taladraron y envenenaron los cerebros de su
audiencia, sus lectores o televidentes con críticas a las supuestas amenazas
que la Ley de Medios representaba  para
la libertad de expresión, pese a que esta pieza legal jamás pretendió legislar
sobre los contenidos sino combatir la apropiación monopólica del espacio radial
y televisivo. Los supuestos adalides de las libertades públicas también
criticaban la utilización arbitraria de la pauta oficial para favorecer voces
alternativas para compensar la fenomenal desproporción a favor de los riquísimos
medios hegemónicos totalmente jugados en un plan destituyente y que habían
cambiado el periodismo por la publicidad opositora y el coaching de sus mediocres personeros.  Estos nefastos personeros del odio y la
intolerancia -periodistas, políticos e intelectuales deseosos de cobijarse bajo
el favor oficial y sus generosas prebendas- permanecen en silencio mientras Macri
pisotea una tras otra las instituciones y las normas de la República. Su
pasividad e indiferencia los convierte en farsantes, que desmienten con su
inconducta las bellas exhortaciones al diálogo, el consenso, el pluralismo, la
democracia que, nos decían, sobrevendrían cuando la “dictadura” kirchnerista
fuera desplazada de la Casa Rosada. Ahora callan, en un silencio escandaloso e
imperdonable. El totalitarismo mediático llegó a extremos jamás vistos en la
Argentina democrática. Alfonsín convivió con un sistema de medios que le fue
hostil desde el vamos; Menem avanzó en el control pero quedaron algunos  islotes críticos que sobrevivieron a su
arremetida; la Alianza heredó esa situación y su inoperancia también se reflejó
en el terreno mediático. Néstor Kirchner se enfrentó ni bien asumió la
presidencia con la beligerancia de La Nación, que por la pluma de José Claudio
Escribano le intimó a una rendición incondicional que el patagónico desechó con
dignidad. Clarín, más astuto, primero apoyó al nuevo gobierno pero bien pronto
los desacuerdos en relación al meganegocio del “Triple Play” (voz,
banda ancha y televisión) pusieron al multimedios en contra del gobierno, en
una escalada infernal en donde se movilizaron todos los recursos imaginables
para construir un consenso “pseudo-republicano” que demonizara la gestión de
Cristina Fernández de Kirchner y combatiera por todos los medios posibles a la
nueva legislación, misma que había sido aprobada por amplia mayoría en el
Congreso Nacional y declarada constitucional por la Corte Suprema de Justicia
de la Nación.
CFK libró una batalla desigual, y logró mantener un cierto
pluralismo informativo que hoy, casi perdido por completo, valoramos como un
bálsamo. Más allá de las limitaciones que tuvo la política comunicacional de su
gobierno, desgraciadamente en manos de diletantes, la verdad es que la Argentina
de su época era un país en donde cualquiera podía oír opiniones diferentes, si
bien a medida que se alejaba de Buenos Aires la campana opositora sonaba con
una estridencia que eclipsaba a todas las demás. Pero, mal o bien, había dos
campanas, dos voces, dos opiniones. Poco a poco comienzan a caer las tinieblas
y el pensamiento único, la insulsa y fraudulenta versión oficial, será lo único
que podrán escuchar los argentinos para “conocer” lo que está ocurriendo. Nunca
vivimos algo igual en democracia. Se viene una durísima batalla para defender
nuestras libertades, amenazadas por el macrismo desde los más diversos frentes.
El gobierno de Macri confía en la pasividad y desorganización del campo
popular. Pero es una apuesta temeraria. No vaya a ser que de tanto tensar la
cuerda esta se rompa y la mitad del país que no lo votó, más una fracción de
los que sí lo hicieron pero ya están arrepentidos, decidan, hartos ya de tantas
decisiones reaccionarias y antipopulares; hastiados y enojados por el recorte
de sus ingresos, por la inflación descontrolada, por los despidos arbitrarios, reeditar
las grandes jornadas de Diciembre del 2001 y una gigantesca poblada provoque el
derrumbe del Régimen. Macri está jugando con fuego, y no parece muy ducho que
digamos. Por las dudas, no sería mala idea chequear el funcionamiento del
helicóptero presidencial.

13 Comentarios

  1. ahmed

    فحص الأرضيات الخشبية والأثاث – سوف تمضغ النمل الأبيض على أي خشب يجدونه وليس فقط عوارض خشبية. تحقق من وجود الإسفنجية على الأرضيات الصلبة وفحص أثاث الفناء الخشبي. تحقق الطوابق والهياكل الخشبية الأخرى في الممتلكات الخاصة بك.
    شركة مكافحة النمل الابيض بالقطيف
    شركة مكافحة حشرات بالقطيف
    شركة رش مبيدات بالقطيف
    شركة الانوار لرش المبيدات

    Responder
  2. Gege Dai
  3. Meiqing Xu
  4. Ruben

    El despido de Víctor Hugo no se trata de una simple decisión empresarial ,en realidad se debe a que VHM era una de las (escasísimas)voces con más peso y muy crítica hacia este régimen macrista.Con la salida forzada de este gran periodista ,únicamente queda el discurso pro Macri de los medios hegemónicos.Víctor Hugo también se enfrentó ,desde hace unos 20 años ,al Grupo Clarín debido a los negociados de este y la AFA respecto a la transmisión del fútbol (para pocos).Es bueno recordar que en esos tiempos nadie se atrevía realizar la más mínima crítica a ese grupo "periodístico".
    Inolvidable el "Barrilete Cósmico",el relato del segundo gol de Diego a los ingleses en México 86.

    Responder
  5. FOLLADORDEPROSTIS

    Tengo entendido que durante el kirchnerismo tb despidieron a periodistas opositores ,como hicieron ahora con el legendario Victor Hugo Morales,pero ahi Atilio y los intelectuales de izquierda,no dijeron nada !!!!!! " Pero, mal o bien, había dos campanas, dos voces, dos opiniones. Poco a poco comienzan a caer las tinieblas y el pensamiento único" pero si eso es lo que pasa en Cuba!!!! alla todos los medios,son oficialistas ,Granma,Radio Rebelde,etc,no hay ni una sola columna de opinion opositora al castrismo en la prensa cubana,pero para Atilio y demás intelectuales de izquierda Cuba es el país mas democrático de Latinoamérica ,Atilo se queja de la inflación ,pero si eso es el legado del kirchnerismo que el tanto defendió !!!!!!! 20 y pico % de inflación es lo que dejo el kirchnerismo y para colmo lo minimizaban al 10 % !!!! ahi tampoco los intelectuales de izquierda dijeron media palabra,jamas criticaron que durante el kirchnerismo Argentina tuviera la 2da inflación mas alta de Latinoamérica .

    Responder
  6. Anónimo

    excelente nota de Borón. Macri ejerce el poder desde un despotismo sin precedentes democráticos, disfrazado de rapublicanismo. esperemos que la reacción popular a la política de ajuste, endeudamiento y empobrecimiento no sea demasiado tardía…

    Responder
  7. Anónimo

    Agrego al comentario del Sr. Eyken que también "hace gracia", como dice él, ver en la foto de la marcha organizada por VHM, al lado del periodista uruguayo, el Sr. Sabatella, que fue quien echó a Juan Miceli de Canal 7 por preguntar, ¿se acuerdan? Pero hoy Sabatella mutó y funge como abanderado del periodismo libre y de Sabatella, por supuesto, Atilio no dice ni mu.

    Responder
  8. Pedro von Eyken

    "La inflación descontrolada". Sí, claro, porque antes de diciembre teníamos la inflación de Noruega o de Alemania, del 2 al 4 % anual. En fin. La miopía de siempre, la que ve y critica lo que conviene y cuando conviene, pero nunca cuando el daño lo produje yo.

    Lo que resulta divertido es que un ideólogo y teórico político de izquierda, de una izquierda no precisamente republicana, se rasgue las vestiduras por un acto de presunta censura.

    Primero, es presunta y no real, porque no es censura. Lo de VHM fue una rescisión de contrato entre dos partes de derecho privado. Por qué el dueño de Radio Continental, que no es el Estado argentino, lo hizo, no lo sé ni me interesa.

    Segundo, da gracia porque aunque realmente lo de VHM hubiera sido un acto de censura oficial, quien se rasga las vestiduras alaba, defiende y hasta propone permanentemente sistemas políticos con prensa única y, esa sí, verdaderamente monopólica: la prensa unidireccional y exclusiva del Estado.

    También siempre me hacía gracia, en la década anterior, cuando desde el oficialmso o desde los grupos de opinión alineados con el oficialismo, llamaban "monopolio" al Grupo Clarín, que en todo caso es un multimedios, no un monopolio. Tal como he leído en comentarios no "obedientes" sobre otros artículos de este blog, monopolio viene del griego "mono", que quiere decir "uno". Y que yo sepa, el Grupo Clarín no es el único medio de prensa argentino, ni siquiera era monopolio de la oposición, ya que en ese caso nos olvidaríamos de "La Nación" y "Perfil", por lo menos.

    En mi casa se decía: "los muertos se ríen de los degollados". En este caso, a destiempo. Como conviene.

    Lo siento pero como politólogo de grado y posgrado, justamente porque los términos políticos son multívocos y no unívocos, aspiro a cierta precisión terminológica, aunque a veces no me convenga. Es para no confundir a la clase, a la audiencia, ¿vio?

    Responder
  9. Anónimo

    yo desde afuera de argentina vi en las pasadas elecciones que macri iva solo con la pelota no tenia la mas minima oposicion luego paso algo inespera al llegar ala area
    grande aparecio un bloque como de cinco jugadores atras de el muy cerca queriendole quitar la pelota no lo alcansaron metio gol. en lo que resta del partido macri no les prestara la pelota nunca y les pondra una golisa o se en perraran los cinco mas los
    mas otros del equipo y lo neutralisaran.

    Responder
  10. Horacio aizicovich

    Comparto plenamente tu reflexión. Están tensando muchísimo la cuerda del "sinceramiento", se va juntando mucha bronca de los de a pie, una vez pasado el estupor inicial. Hay una política oficial de derechas, revanchista, pero con el ingrediente de una notable improvisación.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras noticias

Francia, a salvo de una catástrofe

Comparto nota publicada hoy en Página/12 (Por Atilio A. Boron) Hoy es un día de fiesta para quienes luchan por construir un mundo mejor: el fascismo ha sufrido una durísima derrota en Francia, cuando todos los opinólogos auguraban su casi inexorable victoria en las...

Assange en libertad

Publicada en  Página/12  Julian Assange ha llegado a la ciudad de Saipán, en el territorio estadounidense de las Islas Marianas para formalizar el acuerdo de culpabilidad pactado con el Gobierno de Estados Unidos. Assange estuvo siete años refugiado en la embajada de...

Los fascistas y el humor: a propósito de “Cervezas y Putas”

Como toda la derecha los fascistas detestan al humor. La relación con éste siempre fue enojosa, porque los autoritarios veneran la obediencia, el orden, la jerarquía. Los déspotas sienten un odio profundo por el humor y por quienes lo cultivan porque el humor es...

fotografía de Atilio Borón

Sobre el Autor de este Blog

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Actualmente es Director del Centro de Complementación Curricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Avellaneda. Es asimismo Profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires e Investigador del IEALC, el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe.

Ver más