Violentas protestas e inestabilidad institucional en las Américas: en EEUU piden que no les roben sus votos, otros que Trump reconozca su derrota; en Perú, el fin de la represión y de la corrupción. Circulan rumores que ante la gravedad de la situación en dichos países ALMAGRO y BACHELET estarían a punto de emitir un comunicado conjunto condenando por estos hechos a MADURO. Fuente confiables aseguran que los líderes de la OEA y el Consejo de DDHH de la ONU enviarían sendas misiones de observación a Venezuela para inspeccionar in situ la situación imperante en ese país, misma que habría sido la causante de la desestabilización política que hoy conmueve a Estados Unidos y el Perú.