Lento parto en Colombia
junio 18, 2018

17 Junio 2018.
Comparto una reflexión sobre la segunda vuelta de la elección presidencial en Colombia.

(Por Atilio A. Boron) El resultado de la
segunda vuelta en las elecciones presidenciales de Colombia sentenció la
victoria del candidato de la derecha, Iván Duque, que obtuvo10.362.080 sufragios
contra los 8.028.033 de su rival, Gustavo Petro, candidato de la coalición Colombia
Humana. Amenazadas como nunca antes las fuerzas del vetusto orden social
colombiano se reagruparon y prevalecieron por una diferencia de unos doce
puntos porcentuales. Terminado el recuento el uribista se alzó con el 54 por
ciento de los sufragios mientras que el ex alcalde de Bogotá cosechó un 42 por
ciento. La tasa de participación electoral superó levemente el 51 por ciento, un
dato promisorio ante el persistente ausentismo en las urnas de un país en donde
el voto no es obligatorio.

         El
título de esta nota refleja cabalmente lo que está sucediendo en Colombia. Si
un significado tiene esta elección es que por primera vez en su historia se
rompe el tradicional bipartidismo de la derecha, que se presentaba a elecciones
enmascarada bajo diferentes fórmulas y personajes que en el fondo representaban
a los intereses  del establishment dominante. La irrupción de una candidatura de
centroizquierda como la de Gustavo Petro es un auténtico y promisorio parteaguas
en la historia colombiana, y no sería aventurado arriesgar que marca el
comienzo del fin de una época. Un parto lento y difícil, doloroso como pocos,
pero cuyo resultado más pronto que tarde será la construcción de una nueva
hegemonía política que desplace a las fuerzas que, por dos siglos, ejercieron
su dominación en ese país. Nunca antes una fuerza contestaría había emergido
con esta enjundia, que la posiciona muy favorablemente con vistas a las
próximas elecciones regionales de Octubre del 2019 en donde Colombia Humana
podría recuperar la alcaldía de Bogotá y conquistar la de Cali y preparar sus
cuadros y su militancia para las elecciones presidenciales del 2022. Mientras
tanto Iván Duque deberá librar una tremenda batalla para cumplir con lo que le prometiera
a su jefe, Álvaro Uribe: avanzar sobre el poder judicial, poner fin a la
justicia transicional diseñada en los Acuerdos de Paz y sobre todo para evitar
que el ex presidente, el verdadero poder detrás del trono, vaya a dar con sus
huesos en la cárcel debido a las numerosas denuncias en su contra por su
responsabilidad en crímenes de lesa humanidad –entre ellos la de los “falsos
positivos”-y sus probados vínculos con el narco.



En suma: algo nuevo
ha comenzado a nacer en Colombia. Todavía el proceso no ha concluido pero los
indicios son alentadores. Nadie soñaba hace apenas tres meses en ese país que
una fuerza de centroizquierda con un ex guerrillero como candidato a presidente
pudiera obtener más de ocho millones de votos. Sucedió y nada autoriza a pensar
que el tramposo bipartidismo de la derecha podrá resucitarse después de esta
debacle; o que la euforia despertada en millones de colombianas y colombianas que
con su militancia construyeron la más importante innovación política desde el
asesinato de Jorge Eliecer Gaitán en 1948 se disolverá en el aire y todo
volverá a ser como antes. No. Estamos seguros que no habrá marcha atrás en
Colombia. A veces hay derrotas que anticipan futuras victorias. Como las que
sufrió Salvador Allende en Chile en la elección de 1964; o Lula en Brasil en
1998. ¿Por qué descartar que algo semejante pudiera ocurrir en Colombia? Sólo
tropieza quien camina, y el pueblo de Colombia se ha puesto en marcha. Tropezó,
pero se levantará y más pronto que tarde parirá un nuevo país.

12 Comentarios

  1. Anónimo

    Pero ahora es chavista.

    Responder
  2. FOLLADORDEPROSTIS

    Jose Juan ,Petro fue guerrillero del M19 pero esa guerrilla no era chavista, en los 80's no existía el chavismo .

    Responder
  3. FOLLADORDEPROSTIS

    Anonimo ahora lloras como magdalena xq perdió Petro, acaso no viste la amplia diferencia entre el y Duque en las encuestas??? sus chances de victoria eran remotas,la izquierda jamas a ganado las elecciones en Colombia , a claro para ti las encuestas las maneja "el imperialismo",no ?? mas infeliz eres tu y demás zurdos utópicos que odian el neoliberalismo pero viven en países neoliberales como Argentina, si tanto odias el neoliberalismo emigra a Venezuela!!! anda disfruta el madurismo que tanto defiendes!! Beatriz tu tb eres libre de emigrar a Venezuela !!! da risa que casi todos de los que defienden al inepto de pajarito Maduro en internet no viven en Venezuela, Chavez debe estar revolcándose en su tumba al darse cuenta que dejo a 1 inepto que habla con pajaritos como Maduro……

    Responder
  4. Anónimo

    Che unknown, Duque el neoliberal discípulo del asesino y vendepatria de Uribe va terminar aplastando al pueblo colombiano, especialmente a los mas pobres.

    Responder
  5. Unknown

    Ustedes los izquierdistas atrasados y retrogados fueron aplastados por Duque

    Responder
  6. Anónimo

    Elecciones con una participación del 51 por ciento del electorado, sin embargo la OEA ,las corporaciones mediáticas y la derecha latinoamericana nunca se van a atrever a cuestionar dichas elecciones.En el caso de Venezuela estos mismos sectores trataron de deslegitimar el triunfo chavista diciendo que habían votado "cuatro gatos locos" y que era un fraude.

    Ese tal folladordeprostis es un triste infeliz, fiel exponente del pensamiento retrógrado de la derecha.

    Responder
  7. Jose Juan

    Si ustedes esperan que nazca una verdadera izquierda en Colombia busquen otro bebé: Petro es un ex-guerrillero chavista.

    Responder
  8. DIMENSION ESPIRITUAL

    Excelente reflexión, nos convida a ver el mundo como es en su dimensión real auque a veces le robemos paréntesis de sueños e ilusiones por verlo algún dia mejor y mejores manos.

    Me sumo a la puesta en su sitio al energúmeno imbécil insulto de mujeres.

    Responder
  9. Anónimo

    Estimado Atilio: leí su artículo en Resumen Latinoamericano. Permítame ser pesimista, a pesar de sus claros argumentos. Tal vez en otro momento de nuestra Patria Grande ello hubiera sido posible. Pero con la suma de dos bases yankis más en territorio colombiano; y "el Caballo de Troya" que el asesino uribista Santos -responsable de la Masacre de Sucumbíos y "la creación de los falsos positivos"- dejó al sumar al país caribeño a la OTAN…¿qué se puede esperar, aún con un importante caudal de votos de Petros? Está claro que Duque será el títere del narcotraficante Uribe, responsable de la Masacre del Aro ¡por citar tan sólo una!
    Ecuador, con el traidor Moreno (no escribo su nombre porque ofendería al gran intelectual ruso) día a día se va metamorfoseando como cuento kafkiano. El abominable Cartés, "felpudescamente" con el sionismo, lleva la embajada de la nación guaraní nada más y nada menos que al territorio usrpado al heroico pueblo palestino. "Mejor no hablar de ciertas cosas" cantaba Luca Proudan, aludiendo en mi caso al deleznable y cipayo Macri. Nuestra única esperanza, aún con severas críticas de mi parte pero con gran respeto hacia el pueblo carioca es el triunfo de Lula.
    Colombia, dada la realidad a la que hice referencia en América Latina caerá nuevamente en las garras funestas del uribismo. Y es muy probable que las fracciones del ELN que no dejaron las armas; y aún las mismas FARC, que día a día sufren asesinatos en sus filas como en la época de la Unión Patriótica, vuelvan a las armas.Pero con el agravante de que el vecino de Venezuela ya formará parte de la OTAN como dije-esa artera maniobra de Santos no fue "casual"-y las tropas yankis, sumadas a la peor basura sionista de Netanyahu-otra "visita" no casual-intentarán convertir a Colombia en "la Israel sudamericana".Y transformar a Venezuela en otra Libia.
    ¿La respuesta? Sólo los pueblos la darán. Porque sin desmerecer a los pueblos (valga la red.) árabes, Israel y USA saben muy bien que los latinomericanos tenemos un espíritu de unidad. Y dicho en buen criollo: no se la llevarán de arriba.

    Nota: al energúmeno bestia irrespetuosa que escribe el otro comentario, le "sugiero" como mujer que utilice otro nick. En un mundo que cada día LAS MUJERES ponemos a los imbéciles como éste en SU lugar, le "sugiero" que no se dé vuelta porque el FOLLADO PUEDE SER EL. Pero fundamentalmente: ¡¡¡tratá de asistir a una escuela antes de garabatear sin sintaxis, puntuación y MUCHO MENOS INSULTAR A MUJERES, BASTARDO HDRMP!!!
    Perdón Atilio. Espero sepa comprenderme.
    Saludos Cordiales para usted
    Beatriz

    Responder
  10. FOLLADORDEPROSTIS

    Antes de estas elecciones la mejor votación de la izquierda en Colombia fue el 2006 con Gaviria que saco 22%,luego en las elecciones del 2010 y 2014 la izquierda saco menos votos, falta una eternidad pa el 2022,es imposible hacer una predicción, tal vez Petro no sea el candidato de la izquierda ,podría ser otro candidato,podria sacar mejor votación que este 2018 o tal vez ganar o perder….el tiempo lo dira……..

    Responder
    • DIMENSION ESPIRITUAL

      Me enternece ver reflexiones como las de hombre con hombre, mujer con mujer y asi en sentido contrario.Si no gana pues es que perdió. Dios!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras noticias

Francia, a salvo de una catástrofe

Comparto nota publicada hoy en Página/12 (Por Atilio A. Boron) Hoy es un día de fiesta para quienes luchan por construir un mundo mejor: el fascismo ha sufrido una durísima derrota en Francia, cuando todos los opinólogos auguraban su casi inexorable victoria en las...

Assange en libertad

Publicada en  Página/12  Julian Assange ha llegado a la ciudad de Saipán, en el territorio estadounidense de las Islas Marianas para formalizar el acuerdo de culpabilidad pactado con el Gobierno de Estados Unidos. Assange estuvo siete años refugiado en la embajada de...

Los fascistas y el humor: a propósito de “Cervezas y Putas”

Como toda la derecha los fascistas detestan al humor. La relación con éste siempre fue enojosa, porque los autoritarios veneran la obediencia, el orden, la jerarquía. Los déspotas sienten un odio profundo por el humor y por quienes lo cultivan porque el humor es...

fotografía de Atilio Borón

Sobre el Autor de este Blog

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Actualmente es Director del Centro de Complementación Curricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Avellaneda. Es asimismo Profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires e Investigador del IEALC, el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe.

Ver más