La derecha no puede
noviembre 25, 2008

Página 12
El mundo|Lunes, 24 de Noviembre de 2008
Opinión
Por Atilio A. Boron

Las elecciones que tuvieron lugar ayer en Venezuela revisten una importancia que trasciende la aritmética de las gobernaciones y alcaldías que estaban formalmente en juego. En realidad, se descontaba el triunfo del chavismo; por lo tanto, lo que realmente importaba era comprobar hasta qué punto luego de diez años de gobierno bolivariano la oposición había logrado constituirse en una auténtica alternativa. Los resultados demuestran que no ha sido así: aún hoy su única propuesta política se limita a exigir, por cualquier medio, la salida de Hugo Chávez. Y eso pese a que, como es público y notorio, el archipiélago de la derecha venezolana viene contando con la activa colaboración política y el generoso financiamiento de organizaciones tan identificadas con “la promoción de la democracia” en todo el mundo como la Usaid; la NED (el Fondo Nacional para la Democracia, creado en los años de Ronald Reagan); el Instituto Cato, un tanque de pensamiento ultraneoliberal; la Fundación Konrad Adenauer, el Opus Dei y las conferencias episcopales de Venezuela y España, bastiones de la reacción medievalista. Como vemos, las derechas del mundo, tanto la terrenal como la celestial, están obsesionadas con Chávez y procuran derrocarlo sin reparar en costos y, mucho menos, atender a ninguna clase de escrúpulos morales. Creen que su supervivencia en el poder depende exclusivamente de los precios del petróleo, y se equivocan de medio a medio. Los movimientos estudiantiles, lanzados al ruedo cuando el gobierno rehusó renovar la licencia de Radio Caracas Televisión y la derecha política mostró su total atomización e inoperancia, fueron también recompensados con largueza y sus líderes convertidos por los medios en verdaderos campeones de la libertad.

Aun antes de conocer los resultados de la elección de ayer, queda claro lo infructuoso de todos estos intentos que, por otra parte, no dejan de tener un enorme valor didáctico. Confirman que la derecha y el imperialismo jamás van a bajar los brazos en su empeño por mantener sus exacciones y privilegios, sin importar la legalidad de sus actos o la legitimidad de origen o de ejercicio del gobierno en cuestión, algo que muy bien han aprendido Correa en Ecuador y Morales en Bolivia. Corroboran también que más allá de las críticas que puedan formulársele, el chavismo ha tenido aciertos en algunas áreas clave de la política doméstica: la salud, la liquidación del analfabetismo, la ciudadanización de grandes sectores que habían sido permanentemente excluidos por el bipartidismo precedente, los consejos comunales y la redistribución del poder “hacia abajo”. Esos aciertos han dejado huellas muy profundas en la sociedad venezolana y los sectores populares consideran al gobierno de Chávez como “su gobierno”. Una credencial a la que, por supuesto, ni remotamente puede aspirar ni uno solo de los candidatos a gobernador o alcalde con que la derecha se hizo presente en el día de ayer. Un anticipo de esta conclusión se podía discernir en los últimos días de la campaña electoral, cuando para sorpresa de muchos la derecha comenzó a apostar su suerte a los elevados niveles de abstención o a alentar denuncias sobre el supuesto fraude que se cometería en unas elecciones que ya sabía perdidas de antemano.

5 Comentarios

  1. atilio

    Hola Renzo, sería largo hablar de las críticas al chavismo, más allá del papel positivo y emancipador que está cumpliendo en Venezuela. Transita por caminos no ordinarios o comunes, pero Venezuela tiene un antes y un después de Chávez. Creo que a su gobierno le falta coherencia, expresada tanto en el ejecutivo como en la coalición de los gobernadores. Chávez es conciente de eso, pero es una herencia que no es fácil de remover. Por otra parte la forma como se organizó el Partido Unido no es la mejor, y la labor ideológica ha sido muy deficiente. Por eso la gente no fue a votar en el referendo del año pasado.
    Sobre la Argentina, creo que la Constituyente Social es una muy buena iniciativa. Espero que todas las fuerzas de izquierda depongan su sectarismo y personalismo y concurran a formar, en torno a la CS, una gran fuerza alternativa al kirchnerismo.
    Gracias por sus comentarios sobre el PLED.

    Responder
  2. renzo

    Hola mi nombre es Renzo y encuentro en sus desarrollos teoricos plasmadas muchas de mis concepciones politicas e ideologicas con la facilidad de expresarlas que muchas veces uno no tiene.
    Con respecto a esta nota quisiera saber cuales son las criticas que le haria al Chavismo.
    También me gustaría saber como ve el proceso de construcción politica que se está dando aca en argentina muy invisibilizado por ahora como es el de la Constituyente Social.
    Espero su respuesta; mi mail es renzoaghemo@hotmail.com.
    pd: felicitaciones por los cursos del PLED yo curse el de procesos emancipatorios latinoamericanos y fue muy bueno.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras noticias

La insaciable voluntad de saquear

Marx escribió en su obra magna que "El capital tiene horror a la ausencia de ganancias o a la ganancia demasiado pequeña, como la naturaleza al vacío. Conforme aumenta la ganancia, el capital se envalentona. Asegúresele un 10 por ciento y acudirá a donde sea; un 100...

fotografía de Atilio Borón

Sobre el Autor de este Blog

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Actualmente es Director del Centro de Complementación Curricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Avellaneda. Es asimismo Profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires e Investigador del IEALC, el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe.

Ver más