IMPRESIONANTE DISCURSO DE FRANCISCO EN SANTA CRUZ DE LA SIERRA.
julio 10, 2015
Tenía razón Rafael Correa cuando dijo que estamos viviendo un «cambio de época y no tan sólo una época de cambios.» Porque, ¿quién podría haber imaginado que un Papa pronunciara un discurso como el que Francisco dijo hace apenas unas horas en el Encuentro de Movimientos Sociales que tuvo lugar en Santa Cruz de la Sierra? Toda la teología de la liberación y gran parte del argumento crítico del marxismo latinoamericano sobrevolaba en ese recinto mientras Francisco hacía uso de la palabra. Denuncias contra los monopolios, contra los medios hegemónicos, contra las grandes potencias, contra la depredación capitalista, contra «esos tratados que se llaman de libre comercio», el perdón de la Iglesia por los crímenes cometidos contra los pueblos originarios, etcétera, etcétera, etcétera. 

El crucifijo comunista, réplica de un tallado que hizo el sacerdote jesuita Luis Espinal antes de ser asesinado en marzo de 1980 en La Paz.
Nunca pensé que escucharía algo así de boca del Obispo de Roma. Reconozco que cuando Frei Beto me anticipó que algo así ocurriría no le creí, pensé que lo traicionaba su fe. Tampoco le creía a Leonardo Boff. Me equivoqué, y lo admito con inmensa alegría. Porque esa intervención del Papa en Santa Cruz es una gran noticia, dado que fortalece la postura de quienes combatimos no sólo al neoliberalismo sino también el capitalismo. Nos refuerza en la gran batalla de ideas en que estamos empeñados. Francisco dijo que el sistema está desahuciado: «ha llegado el momento de un cambio» ante un «sistema que ya no se aguanta. Queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los pueblos. Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana madre tierra como decía San Francisco». Tiene razón: no lo aguanta el 95 por ciento de la población mundial y es hora de cambiarlo.Con su prédica se ha ganado la mortal enemistad de los capitalistas de todo el mundo. Por algo termina cada una de sus intervenciones públicas pidiéndole a su audiencia que recen por él. Seguro que sabe por qué lo está diciendo.


15 Comentarios

  1. chenlina
  2. Anónimo
  3. Hua Cai
  4. Anónimo

    Ni siquiera el Papa se banca al capitalismo.Seguro que los soretes neoliberales van a decir que Bergoglio es un zurdo.Mejor,vayan a llorar al Vaticano a pedir que vuelva Ratzinger,jajaja.

    Responder
  5. Anónimo

    Pero no he leído nada en este blog sobre el llamado de Francisco, en Ecuador, al diálogo, delante de la cara de Correa. Tampoco leí ninguna mención de su condena posterior a las ideologías y a las dictaduras. Selectivo esto, ¿no?

    Responder
  6. federico

    "La Iglesia, sus hijos e hijas, son una parte de la identidad de los pueblos en Latinoamérica.
    Identidad que tanto aquí como en otros países algunos poderes se empeñan en borrar, tal vez porque nuestra fe es revolucionaria, porque nuestra fe desafía la tiranía del ídolo dinero"

    Todo dicho, tanto para los fascismos de derecha como de izquierdas

    Responder
  7. federico

    "Los obispos latinoamericanos lo denunciamos con total claridad en el documento de
    Aparecida cuando afirman que «las instituciones financieras y las empresas
    transnacionales se fortalecen al punto de subordinar las economías locales, sobre todo,debilitando a los Estados, que aparecen cada vez más impotentes para llevar adelante proyectos de desarrollo al servicio de sus poblaciones». Hasta aquí la cita."

    Quien quiera oir que oiga, tanto los neoliberalismos de derecha, como las izquierdas fascistas

    Responder
  8. federico

    "Los planes asistenciales que atienden ciertas urgencias sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras, coyunturales. Nunca podrán sustituir la verdadera inclusión: ésa que da el trabajo digno, libre, creativo, participativo y solidario"
    Toda una definición, denunciando los gobiernos demagógicos que utilizan a los pueblos y a los desocupados.
    Como dice Cristina ….."tengamos al menos honestidad intelectual", no interpretemos solo lo que nos conviene.

    Responder
  9. federico

    "A los dirigentes les pido:sean creativos, nunca pierdan el arraigo a lo cercano, porque el "padre de la mentira", sabe usurpar palabras nobles, promover modas intelectuales y adoptar poses ideológicas" ……..
    Toda una definición contra el marxismo que oprimió y asesino a muchos pueblos, también hay que rescatar esa valentía del Papa Francisco para decir esas sabias palabras y a quienes estaban dirigidas.

    Responder
  10. Ruben

    Impresionante y contundente discurso del Papa cuestionando duramente al capitalismo.
    Mientras tanto los grandes medios de prensa del establishment se escandalizan con un crucifijo ,tratando de desviar la atención de la opinión pública.
    Ojalá que Francisco siga por esta senda.

    Responder
  11. FOLLADORDEPROSTIS

    El papa critico el capitalismo pero tampoco salió a defender al marxismo o al socialismo,en ningun momento dijo que alguno de ellos era la solución ,hasta ahora recuerdo como Atilio decía el año pasado que el papa podría "aliarse a la derecha para desestabilizar a los gobiernos de izquierda en la region " !!!

    Responder
  12. Federico Javier Alvarez

    La curia volteo el justicialismo en 1956 y en 2013 el justicialismo les puso EL PAPA PERONISTA

    Responder
  13. juan

    Quise decir "luchas ecológicas y contra la pobreza" y no "luchas ecológicas y contra la naturaleza". Saludos.

    Responder
  14. juan

    En mi opinión, lo importante no es "creerle" o "no creerle" al Papa; lo importante es qué van a hacer los movimientos populares, de aquí en adelante, con el discurso y con los gestos simbólicos del Papa. En ese sentido, creo que en gran medida la llegada de Francisco al obispado de Roma es ciertamente positiva, en particular en todo lo que refiere a las luchas ecológicas y contra la naturaleza. Sigue en pie, de todos modos, el tradicional rechazo de la Iglesia católica a las demandas de género, sexuales y femeninas. Hay que contemplar los avances, aunque sean simbólicos, sin anteojeras, aunque desde luego rechazando el optimismo ciego. Saludos.

    Responder
  15. GRAMAZZA

    El Papa se pone obligatoriamente a la altura de la realidad
    Habla de la amplitud de Evo y su fortaleza frente al mundo a pesar de todo
    No me creo su discurso

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras noticias

Francia, a salvo de una catástrofe

Comparto nota publicada hoy en Página/12 (Por Atilio A. Boron) Hoy es un día de fiesta para quienes luchan por construir un mundo mejor: el fascismo ha sufrido una durísima derrota en Francia, cuando todos los opinólogos auguraban su casi inexorable victoria en las...

Assange en libertad

Publicada en  Página/12  Julian Assange ha llegado a la ciudad de Saipán, en el territorio estadounidense de las Islas Marianas para formalizar el acuerdo de culpabilidad pactado con el Gobierno de Estados Unidos. Assange estuvo siete años refugiado en la embajada de...

Los fascistas y el humor: a propósito de “Cervezas y Putas”

Como toda la derecha los fascistas detestan al humor. La relación con éste siempre fue enojosa, porque los autoritarios veneran la obediencia, el orden, la jerarquía. Los déspotas sienten un odio profundo por el humor y por quienes lo cultivan porque el humor es...

fotografía de Atilio Borón

Sobre el Autor de este Blog

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Actualmente es Director del Centro de Complementación Curricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Avellaneda. Es asimismo Profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires e Investigador del IEALC, el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe.

Ver más