Chávez y los mentirosos
octubre 10, 2012

9.10.2012
Va una nueva nota sobre las elecciones en Venezuela. Comentarios serán bienvenidos.

Chávez, los mentirosos y el Infierno del Dante

(Por Atilio A. Boron) En La
Divina Comedia
Dante Alighieri
describe con artesanal minuciosidad los diferentes círculos del
Infierno. Son nueve, pero nos interesa el octavo porque es el que
está destinado a castigar a los mentirosos, entre los cuales
sobresalen los malos consejeros, los charlatanes y los falsarios,
gentes que mienten a sabiendas y sin escrúpulo alguno. Si el gran
florentino tiene razón en su descripción las recientes elecciones
venezolanas sumaron una enorme cantidad de candidatos a penar para
siempre en ese círculo infernal . Pocas veces nos tocó soportar
tanta cantidad de mentiras como las que leímos y escuchamos en estos
días. La “dictadura chavista”, “ataques a la libertad de
expresión” en la República Bolivariana, el “fraude electoral”
fueron algunas de las más recurrentes en el fárrago de acusaciones
descargadas sobre Chávez con tal de impedir su inexorable victoria.

¿Por qué tanto odio, tanta sed de venganza que hizo que
políticos y comunicadores sociales que supuestamente deberían
caracterizarse por su equilibrio y sensatez se convirtieran en
voceros de las peores calumnias en contra de este personaje? La razón
es bien sencilla: mienten porque los intereses de clase que
representan, asociados a –y articulados políticamente con- los
intereses imperiales exigen borrar al chavismo de la faz de la
tierra, y para ello cualquier recurso es válido. Venezuela, que
encierra en sus entrañas las mayores reservas petroleras de la
Tierra, es una presa que suscita los apetitos incontenibles del
imperio, impaciente por reapropiarse de lo que una vez fue suyo y
dejó de serlo por obra y gracia de Chávez. Como se trata de un
propósito inconfesable, por ser un simple acto de latrocinio, se
requiere apelar a retorcidos argumentos para que el delito aparezca
como un acto virtuoso. (clic abajo en Más información)


Por eso los mentirosos tienen que
decir que el chavismo instauró una «dictadura» en un país
que desde 1999 hasta ayer convocó a su población a las urnas en
quince oportunidades para elegir autoridades, diputados
constituyentes, miembros de la Asamblea Nacional o para refrendar con
el voto popular la nueva constitución o para decidir si se le
revocaba o no el mandato al presidente. De las 15 contiendas
electorales Chávez ganó 14 y perdió una, el referendo
constitucional del 2007, por menos del 1 por ciento de los votos, y
de inmediato reconoció la derrota. Curiosa «dictadura» que
obra de esa manera, como lo recordara Eduardo Galeano hace ya unos
años. No sólo eso: resulta que esta «dictadura» extendió
los derechos políticos (amén de los sociales y económicos) como
jamás antes lo habían hecho los regímenes supuestamente
democráticos que gobernaron Venezuela desde el Pacto de Punto Fijo
de 1958 instaurando una insípida alternancia sin alternativas entre
democristianos y socialdemócratas que murió de muerte natural en
1998. Cuando Chávez llega al poder, en Febrero de 1999, uno de cada
cinco venezolanos mayores de 18 años no existían políticamente: no
podían votar porque no se los inscribía en los padrones y ni
siquiera poseían documentos de identidad. Hoy la «dictadura»
chavista redujo esa cifra al 3.5 por ciento. Además, en la Cuarta
República (1958-1998) el abstencionismo de quienes sí podían votar
fluctuaba en torno al 30 o el 35 por ciento llegando, según lo
afirmara Daniel Zovatto, director del Observatorio Electoral
Latinoamericano, a picos del 80 por ciento en la década del sesenta.
En la elección del pasado 7 de Octubre se registró la más alta
tasa de participación, con una abstención de apenas el 19 por
ciento. Por si lo anterior fuera poco, mientras en la “ejemplar”
democracia norteamericana se vota en un día hábil (el primer martes
de noviembre, año por medio) y la tasa de abstención ronda el 50
porciento, en la «dictadura» chavista se lo hace en días
domingos y con transporte gratis para que todos puedan acudir a los
centros de votación. Fue por eso que el ex presidente Jimmy Carter
aseguró que el sistema electoral de la Venezuela bolivariana es
mejor que el de Estados Unidos y uno de los mejores del mundo. Sin
embargo, los condenados al octavo círculo del infierno insisten en
que lo que hay es una «dictadura» y que lo que faltan son
libertades.
Su servil empecinamiento se refleja también en
sus constantes críticas a los supuestos límites a la libertad de
expresión en Venezuela: era ridículo, y hasta daba un poco de
lástima, ver a esos severos custodios de la libertad de expresión
denunciando públicamente las supuestas limitaciones a tan
fundamental derecho sin que nadie en Venezuela interfiriera en su
labor. ¡Decían públicamente y a los gritos que no había libertad!
ante la mirada entre socarrona y perpleja de venezolanos que no
entendían lo que proclamaban estos energúmenos en plena calle y a
la luz del día. Basta con ojear los periódicos venezolanos para
comprobar el tenor de las feroces críticas y perversas difamaciones
que disparan a diario en contra de Chávez y su gobierno. Por
supuesto, estos santos varones (y beatas mujeres) que fueron a la
patria de Bolívar a custodiar la amenazada libertad de expresión
jamás se inquietaron o manifestaron la menor preocupación por los
25 periodistas asesinados por el régimen títere que el imperialismo
norteamericano instaló en Honduras luego del golpe de 2009. Tampoco
se toman la molestia de informar que de los 111 canales de televisión
existentes en Venezuela sólo 13 son públicos, y que tienen una
audiencia de apenas el 5.4 por ciento como lo demostraran Jean-Luc
Mélenchon e Ignacio Ramonet en una nota reciente. Y en los medios
gráficos la situación es aún peor, porque el 80 por ciento está
en manos de una oposición radicalmente enfrentada al gobierno.
Diarios que, como los dominantes en la Argentina, violaron la veda
electoral venezolana propalando subrepticiamente versiones vía
twitter en
los que aseguraban el triunfo irreversible de Henrique Capriles.

Patricia Bullrich, una diputada
argentina “tuiteaba”, con base en esas fuentes, “ 52.8
Capriles, 47.2 Chávez” y Federico Pinedo, otro diputado argentino,
escribía alborozado “Gana @Capriles!”. Ninguno de los dos pidió
perdón por haber engañado a miles de personas con tamañas
falsedades. Es más, en declaraciones posteriores se enorgullecen en
haber actuado como lo hicieron librando, como estaban, un duro
combate en contra de la “tiranía chavista.” Contrasta con estas
infames actitudes la seriedad, neutralidad y el profesionalismo del
Consejo Nacional Electoral de Venezuela, un organismo público con
representación multipartidaria, que tal como lo había anticipado
sólo comunicaría los resultados de las elecciones cuando las
tendencias del voto fueran irreversibles. Así lo hizo unas pocas
horas después de terminado el comicio cuando un 90 por ciento de las
actas confirmaba una ventaja inalcanzable a favor del presidente
Hugo Chávez (con 54 por ciento de los votos), misma que se amplió
hasta llegar al 55 por ciento al finalizar el escrutinio. Con una
diferencia de más de 1.600.000 votos la discusión sobre el fraude
tuvo que ser discretamente archivada. Mejor no pensar en lo que
hubiera sido el escenario si Chávez triunfaba con por un 2 o 3 por
ciento de los votos.
Desilusionados y derrotados, los voceros
del imperio sacaron de la manga el nuevo tema con el cual acosar a la
Venezuela bolivariana: la salud de Chávez. Las usinas del imperio se
encargaron de reconfigurar la agenda, y seguramente insistirán con
este asunto mientras buscan nuevas formas de desestabilizar a su
gobierno. Ya antes habían aludido a esto, pronosticando como decía
la presentadora de CNN, Patricia Janiot, que a Chávez le quedaban
entre 9 y 12 meses de vida. Esa fue una de las hazañas del
venezolano: derrotar al cáncer. La otra: sostener una enorme
inversión social que cambió para siempre las condiciones de
existencia -tanto objetivas como subjetivas- de las clases
populares, más allá de la necesidad, reconocida por Chávez, de
mejorar la gestión de la cosa pública. Derrotados en las elecciones
ahora vuelven a la carga porque el líder bolivariano ha demostrado
ser un formidable aglutinador de la tradicionalmente dispersa
dirigencia latinoamericana, lo que le ha permitido neutralizar con
eficacia la regla de oro de cualquier imperio: “
divide
et impera
”, como enseñaban los
romanos. Y ese sí que es un pecado imperdonable, que merece mucho
más que descender al octavo círculo del Infierno para hacerle
compañía a tantos pseudo-periodistas (en realidad, publicistas de
grandes empresas que utilizan los medios de comunicación para
facilitar sus negocios) y supuestos republicanos cuya preocupación
excluyente es garantizar la continuidad de la dictadura -aunque se
vista con ropajes democráticos- del capital. El pecado de Chávez,
murmuran por lo bajo (y a veces lo vociferan, como lo hace el
impresentable Mitt Romney) es intolerable e imperdonable, y habrá
que acabar con él cuanto antes. Ignorante de las leyes que rigen la
dialéctica histórica la derecha cree que la larga marcha de
Latinoamérica y el Caribe hacia su segunda y definitiva
independencia es la obra maléfica de algunos espíritus malignos,
como Fidel, el Che y Chávez. Parafraseando aquel célebre título
del discurso de Fidel en el juicio del Moncada, a la derecha
imperial y sus voceros locales “la historia los condenará.”

8 Comentarios

  1. Anónimo
  2. MILICIANO ALCIBIADES

    EL COMNANDANTE CHAVEZ ES LA GUIA DE LA REVOLUCION NO TIENEN DERECHO!!DERECHO..SOY MIEMBRO DE L AS MILICIAS POPULARES(PUEBLO EN ARMAS!!) Y ES VERDAD QUE HAY CONTRADICCIONES PERO ES LA DIALETICA ,Y LA DISCUSION COMUNITARIA QUIEN ENSEÑA LA LINEA Y LA IMPONE..ES UN PROCESO RICO EN MATERIALISMO HISTORICO Y DIALETICO Y DE TODO APRENDEMOS..MALDITOS AQUELLOS QUE SE ATREVEN A OPINAR SIN ESTAR EN EL MEOLLO DE LA CUESTION ASEDIADOS TODOS LOS DIASPOR LAS BANDA PARAMILITARES DEL DPTO DE ESTADO Y DE PARACOS INFLITRADAS JUNTO A LA OLIGARQUIA ANTIPATRIA..NO HABLEN SI NO SABEN; VAYAN Y VIVAN EN EL OJO DEL HURACAN..vENCERMOS POR UNA PATRIA SOCIALISTA..VIVIEREMOS Y VENCEREMOS!! CON LA BATALLA DE LAS IDEAS O DE LOS AK..MEDITEN COMPATRIOTAS ANTES DE DAR OPINION PORQUE LOS INTELECTUALES,RVEOLUCIONARIOS DE CAFE NOS TIEENEN HASTA LA CORONILLA.MILICIANO ALCIBIADES COMPAÑIA BATALLON DE LAS TRINCHERAS CAGUA ESTADO ARAGUA REP BOLIVARIANA DE VENEZUELA.PATRIA SOCIALISTA VIVIREMOS Y VENCEREMOS!!

    Responder
  3. Alon - Madrid

    Excelente artículo de Atilio Borón. En España, toda la prensa oficial (El país, El mundo, ABC, la razón, etc.) dedicó semanas enteras difamando a Chavez, destacando su horrible régimen dictatorial y cantando las excelencias de Capriles (candidato de la oposición fabricado en un laboratorio de publicidad). Todo un ejército de enviados especiales, columnistas y editorialístas se pusieron a la tarea de atacar al presidente de Venezuela. La noche de las elecciones, tras conocerse la clara victoria del chavismo, borraron cualquier noticia sobre el país. Simplemente, se dejó de hablar de Venezuela. Es como si las elecciones nunca hubieran existido… ¡Vergüenza!

    Responder
  4. gabriela

    Mariana, me parece interesante lo que señalas: "no todo es color de rosas" en Venezuela, y por lo tanto no hay que dormirse en los laureles, eso seguro. Desde mi punto de vista, el cambio verdadero no se da desde arriba, sino cuando el poder y las riquezas se disputan y distribuyen con los de abajo.
    Sin embargo, la defensa que se hace hoy de Chavez y su gobierno me parece que es muy legitima en la coyuntura actual. El hecho de enfrentar a EEUU, de que se haya logrado una gran participacion en terminos de la actual democracia, el desarrollo de politicas ambientales y varios de los avances en materia social, a mi entender, demuestra cierta voluntad por hacer de Venezuela un pais independiente y de luchar contra algunas de las causas de la pobreza estructural que caracteriza a ese pais en particular y a America Latina en general.
    En definitiva, creo que hoy en dia, el apoyo a Chavez es necesario para lograr ciertos avances (claramente el candidato predilecto de Bullrich no es una buena opción si buscamos una sociedad mas justa).
    Quedará en manos del pueblo no dormirse y "desplazar al principe"(en terminos de Maquiavelo) cuando sea necesario, y en caso de que este no lo haga por su cuenta.

    Atilio, siempre es un gusto leer tus analisis.

    Saludos!

    Responder
  5. Anónimo

    Con todo respeto a la amiga Marina, no entendí su comentario. Empieza con: “Estoy de acuerdo con el articulo” y termina con: “él (Chávez) tiene sed de poder y ambición de rey”. Pregunto, ¿usted de verdad leyó el artículo?

    Chávez es un tipo normal, con virtudes y defectos, que preside un país normal con aciertos y tropiezos. Por el solo hecho de tratar de ser independientes y de buscar lo mejor para la mayoría, siguiendo lo que otro tipo normal, con virtudes y defectos, llamado Simón Bolívar, trató de describir como “el sistema que le proporcione la mayor suma de felicidad posible al pueblo”, hemos sido, Chávez y el resto de los venezolanos, objeto de ataques de los centros de poder, en especial de los medios de comunicación, donde Chávez es puesto como tirano, y nosotros los venezolanos como esclavos, víctimas, o idiotas si los seguimos.

    Por el hecho de haber apoyado mayoritariamente el 7 de octubre, con 55% de la votación, con una participación récord de más del 80%, sin que el voto en Venezuela sea obligatorio, estos centros de poder, empiezan a comparar a Chávez con la realeza, es decir, la opinión del pueblo que le renovó el mandato, pues no importa. Critican al hombre e ignoran al pueblo detrás de él.

    En países con monarquías, nadie critica eso, allá está bien, es más, son “destinos turísticos”.

    Chávez solo ha tratado, trata, y seguirá tratando (por 6 años más, con el visto bueno de la mayoría de los venezolanos) de dar la mayor suma de felicidad posible a todo el pueblo, los que lo apoyan y a los que le adversan.

    Yo puedo asegurar eso. Mi hija nació con una cardiopatía congénita (detectada al quinto mes de embarazo), que requería de marcapasos en los primeros años de vida. Al cumplir el primer añito, fue internada en el Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano (Caracas), donde operaron con éxito a mi hija, con atención a la madre (comida y facilidad para acompañar las 24 horas a la paciente) con facilidad de alojamiento al padre en caso de venir de fuera de la ciudad, todo totalmente gratuito, repito TODO GRATUITO. Esta institución ha tratado a niños de todas partes de Venezuela, y de Latinoamérica. Es más, según una pancarta que leí en un pasillo del hospital, el país del extranjero con más pacienticos tratados era…… Gambia, un pedazo de tierra en África. Esto demuestra que el sistema “de mayor suma de felicidad posible” obligatóriamente debe ser solidario con los más necesitados, estén donde estén (remito dirección web del hospital para más información: http://www.cardiologicoinfantil.gob.ve/ ).

    Otros dirán que tienen vivienda gracias a la gestión del presidente, otros ven mejor (Misión Milagro, para corregir defectos en la visión, con apoyo de Cuba), otros aprendieron a leer o se graduaron de bachiller y entraron en una universidad, a otros les ride más el salario (aumento del salario mínimo y control de precios justos), más sistemas ferroviarios, viaductos, puentes, aerolíneas, etc. Hasta debo incluir el apoyo para la realización de la Copa América de fútbol acá (2007), la que nos dejó 9 estadios de primer nivel y ayudó a levantar la calidad del fútbol venezolano. Y de seguro me quedo corto.

    Finalmente, no hagan tanto caso de las palabras y lo que dicen los medios y hagan como dice un refrán popular: “reconozcan al árbol por sus frutos”.

    Luis
    Venezuela

    Responder
  6. Marina

    Estoy de acuerdo con el articulo, pero me parece que si seguimos con la postura de "todo es color de rosas" seria seguir construyendo nuestra propia mentira, la realidad no es abstracta y en venezuela hay impunidad y demagogia.
    La derecha ha demostrado a lo largo de la historia que es la peor forma para gobernar, pero la hipocrecia de quienes se llaman socialistas o de izquierda, quienes llevan una remera del "che" y despues se suben a autos de lujo ésto habla de la falta de coherencia en muchos dirigentes latinoamericano.
    Sin la solidaridad y sin el respeto no se llega a nada.

    "divide y reinaras" es lo que veo de quienes quieren liderar latinoamerica.
    El capitalismo esta muy lejos de extinguirse con Chavez al mando ya que en mi opinion él tiene sed de poder y ambicion de rey.

    Responder
  7. Anónimo

    Impecable! Destaco: "Ignorante de las leyes que rigen la dialéctica histórica la derecha cree que la larga marcha de Latinoamérica y el Caribe hacia su segunda y definitiva independencia es la obra maléfica de algunos espíritus malignos…".Creo que esa reflexión de cierre merece ser título y tema y de una próxima nota. ¡y valga de formal pedido!ja ja

    Responder
  8. Anónimo

    223Clarísimo! me encantó. Te vi también en 678 y me gustó, hablás claro y pausado…
    Lola
    bahía Blanca

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otras noticias

Francia, a salvo de una catástrofe

Comparto nota publicada hoy en Página/12 (Por Atilio A. Boron) Hoy es un día de fiesta para quienes luchan por construir un mundo mejor: el fascismo ha sufrido una durísima derrota en Francia, cuando todos los opinólogos auguraban su casi inexorable victoria en las...

Assange en libertad

Publicada en  Página/12  Julian Assange ha llegado a la ciudad de Saipán, en el territorio estadounidense de las Islas Marianas para formalizar el acuerdo de culpabilidad pactado con el Gobierno de Estados Unidos. Assange estuvo siete años refugiado en la embajada de...

Los fascistas y el humor: a propósito de “Cervezas y Putas”

Como toda la derecha los fascistas detestan al humor. La relación con éste siempre fue enojosa, porque los autoritarios veneran la obediencia, el orden, la jerarquía. Los déspotas sienten un odio profundo por el humor y por quienes lo cultivan porque el humor es...

fotografía de Atilio Borón

Sobre el Autor de este Blog

Atilio Alberto Borón (Buenos Aires, 1 de julio de 1943) es un politólogo y sociólogo argentino, doctor en Ciencia Política por la Universidad de Harvard. Actualmente es Director del Centro de Complementación Curricular de la Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Avellaneda. Es asimismo Profesor Consulto de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires e Investigador del IEALC, el Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe.

Ver más