COMPARTO un comunicado que me hicieron llegar los trabajadores y trabajadores de PDVSA Argentina en repudio a la agresión del imperialismo y en defensa de la digna postura asumida por el presidente Nicolás Maduro.

Buenos Aires, 11 de marzo de 2015 – Los trabajadores y trabajadoras de PDVSA Argentina S.A., rechazamos de manera contundente la agresión imperialista del gobierno de Estados Unidos de América contra la República Bolivariana de Venezuela.

Las recientes declaraciones del gobierno estadounidense, que ha decretado
la “emergencia nacional” y señalado a Venezuela como una amenaza para su
seguridad y su política exterior, representan un serio peligro para la paz en
la región y constituyen una clara violación a los principios de no intervención
y autodeterminación de los pueblos, los cuales rigen el derecho internacional.
La República Bolivariana de Venezuela es un territorio de paz, la sociedad
venezolana es amante de la paz y como tal no puede ser una amenaza contra
ningún Estado y mucho menos contra un imperio como el estadounidense.
Como defensores y custodios del legado del Comandante Supremo Hugo Chávez,
basado principalmente en el rescate de nuestro bien más preciado: la plena
soberanía e independencia de Venezuela y en la unión solidaria de los pueblos
de Latinoamérica y El Caribe, denunciamos esta agresión imperial y llamamos a
los pueblos soberanos, independientes y democráticos del mundo a repudiar los
intentos de dominación y quebrantamiento de la paz que ciernen los “torcedores
de brazos” sobre nuestra región.
¡Que viva nuestra América, que viva Venezuela y que viva la paz!

¡Abajo el imperialismo!