Había sospechas, conjeturas, hipótesis. Pero ahora Benjamin NETANYHAU se lo dijo al Congreso pleno de los Estados Unidos. En un pasaje de su insólita intervención, que convierte al pobre Barack Obama en un inquilino devaluado de la Casa Blanca que no puede impedir que un energúmeno en campaña vaya a sabotear las negociaciones de Washington con Teherán, dijo textualmente que «Irán ataca a EstadosUnidos y sus aliados utilizando su red global de terror. Hizo volar el centro de la comunidad judía (AMIA) y la Embajada de Israel en Buenos Aires.» O sea: él sabe quienes fueron y al no denunciarlos -con nombres, apellidos y evidencias concretas- se convierte en un ENCUBRIDOR de terroristas. Razón demás no sólo para llamar a declarar al ex embajador israelí en Buenos Aires, Itzhak Aviran, sino al propio Netanyhau. Pero también puede ser que ninguno de los dos sepa nada y son apenas un par de demagogos de cuarta que medran con la mentalidad reaccionaria, racista e islamofóbica que se ha instalado en Occidente (y especialmente en Estados Unidos) y no por casualidad, sino como resultado de un proyecto muy bien pensado que tiene como su principal beneficiario al complejo militar-industrial de Estados Unidos y sus aliados, entre los cuales sobresalen las fuerzas de la reacción fascista o neonazi en Europa, Israel y los países del Golfo.

(La transcripción completa del discurso de Netanyhau, en inglés, se encuentra en: http://www.washingtonpost.com/…/full-text-netanyahus-addre…/