¡Hola! Veo con tristeza que muy poco ha sido reflejado en las redes sociales sobre un nuevo aniversario del «Cordobazo» de 1969. Por suerte el amigo José Luis Heller me etiquetó con una semblanza de este acontecimiento heroico de la clase obrera cordobesa, que marcó el principio del fin de la dictadura, de la farsesca «Revolución Argentina», un remedo del esperténtico franquismo, tan represor, retrógrada y asesino como el original. ¡No hay que olvidar estas experiencias, si no queremos volver a caer en ella en el futuro! Hacer memoria es revolucionario. Un saludo a los militantes que hicieron posible aquella gesta heroica, comenzando por Agustín Tosco y siguiendo por René Salamanca, Elpidio Torres y tantos otros, que han quedado injustamente relegados al anonimato y que de ahí tenemos la obligación de rescatar.