Julio 25, 2011.
Hola todas y todos:
Comparto con ustedes una información muy interesante que me acaba de llegar sobre el atentado terrorista perpetrado en Noruega. Como suele ocurrir en esta clase de crímenes cometidos por la derecha radical siempre se trata de “lobos solitarios”, “locos” o personajes oscuros actuando por su cuenta. Agrego a título personal que habiendo visitado Noruega en numerosas ocasiones y recorriendo distintas ciudades se me hace muy raro eso de que la policía no hubiera podido llegar a la isla de Utoya mucho antes, haciendo posible casi una hora de matanza indiscriminada y sin ninguna clase de obstáculos. En un país donde hacer una torpe maniobra con un automóvil, o arrojar una botella de plástico o una cajetilla de cigarrillos en la acera provoca la inmediata aparición de un “agente del orden” perteneciente a alguna de las varias policías, ¿cómo es posible que no hubieran contado con un helicóptero o una lancha rápida para llegar de inmediato a Utoya? No quiero ser mal pensado pero todo luce como si hubiera habido una especie de “zona liberada” que hizo posible que este criminal masacrara a casi un centenar de jóvenes sin ser molestado por las   «fuerzas del orden.»  Poe otra parte, ¿no es el clima ideológico imperante en los capitalismos desarrollados conducente a esta clase de atrocidades? Lo ocurrido en Noruega, ¿es un hecho aberrante que se desvía de las tendencias profundas de sociedades en avanzados -si bien desiguales según los casos- procesos de fascistización? Habrá que estar muy alertas.
Reproduzco a continuación el mensaje que me fuera enviado, no sin antes recomendarles también que lean el como siempre lúcido análisis de Fernando Buen Abad Domínguez en:


Antes de cuestionarnos la autoría de este atentado, es conveniente saber que en El Parlamento Europeo ya fue adoptada una resolución que … (clic abajo en Más información) 

reconocía que la OTAN fue responsable de todos los atentados cometidos en Europa en la segunda mitad del siglo 20, con el objetivo de atribuirles la responsabilidad a determinados grupos y justificar así su agenda de represión. Ver más abajo.

1.- [Días antes del atentado] 10 de junio de 2011
Noruega abandona la misión en Libia pese a la advertencia de la OTAN: Abandonará por completo la misión a partir del 1 de agosto. Totalmente apantanada, la OTAN no puede permitirse más deserciones.
2.- [Días antes del atentado] Jul 18, 2011Por REUTERS
Noruega será el primero en reconocer un estado palestino
“Noruega está reconociendo los hechos y no las visiones. Quisiera ser el primero en reconocer un estado palestino cuando las negociaciones se hayan terminado. Lo digo mientras haya un prospecto para estas negociaciones»
 
Noruega y Palestina firman acuerdo para que representación Palestina en Noruega se convierta en Embajada.

 
3.- [Horas antes de los atentados] las fuerzas de seguridad realizan unas maniobras anti terroristas en la zona de la explosión y al poco se producen las explosiones reales: blanco y en botella. Si estos hechos se producen de esta forma, sólo quedaría una forma de definir estos crímenes contra la población: TERRORISMO DE ESTADO.
+info:
El ejército secreto de la OTAN
Fue objeto de debate en el Parlamento Europeo en la década de los 90. Como consecuencia de los debates, el Parlamento adoptó una resolución que contenía una enérgica denuncia de los hechos. El más alto oficial de la OTAN en Europa, el general John Galvin, confirmó que las acusaciones eran correctas pero que había que mantener el secreto.
«Operó en la clandestinidad y razonablemente podemos atribuirle una responsabilidad en todos los actos de desestabilización, de provocación y de terrorismo cometidos en nuestros países a lo largo de cuatro décadas»
Washington y Londres no ven en ello una etapa histórica sino un dispositivo actual. Esto ha quedado demostrado con los secuestros perpetrados en Europa y con el escándalo de los vuelos secreto de la CIA. Si los ejércitos secretos de la OTAN siguen siendo un secreto militar es porque se mantienen activos. Esa estrategia perdura hoy en día como medio de propiciar el miedo hacia el Islam y de justificar guerras por el petróleo: