MAS A PROPÓSITO DEL FALLO de la Corte Suprema de la Argentina favoreciendo a Chevron en contra del Ecuador. Pocas veces se dice que esta es la empresa sucesora de la Standard Oil de California, la empresa de la familia Rockefeller, que para neutralizar la legislación antimonopólica de Estados Unidos se ha involucrado en sucesivas operaciones de venta, adquisiciones, fusiones, cambios de nombre, etcétera. Chevron es el último eslabón de una siniestra cadena que se origina en 1879 y que en la actualidad opera en más de 180 países. Cambió de nombre, pero no renunció a las prácticas predatorias que su fundador, John D. Rockefeller, le imprimió con caracteres indelebles. Tiene pleitos pendientes por desastres ambientales en Angola, Bangladesh, Brasil, California, Ecuador, Irán y el delta del Río Níger. En cuanto empiece sus operaciones en el yacimiento de petróleo «shale» en Vaca Muerta, Argentina, seguramente tendrá una demanda más en su contra por idénticos motivos.


No dejen de ver, si pueden, el siguiente documental: 
http://www.youtube.com/watch?v=9dy5ohN18YE

Allí verán desgarradoras escenas de como la Chevron contaminó grandes extensiones de la hermosísima selva de la Amazonía ecuatoriana.