¡Ganó Maduro!, que era absolutamente fundamental. Pero ganó a duras penas, lo cual convierte en algo esencial, urgente e importante desentrañar las causas del bajón sufrido por el chavismo y el impresionante aumento de la derecha en los últimos dos o tres años. Se vienen tiempos muy difíciles, y si no hacemos una autocrítica radical y no se aplican los necesarios correctivos en la gestión gubernamental creo que podríamos terminar entrando en un ciclo descendente muy difícil de revertir. El proyecto revolucionario está en riesgo. Ojalá me equivoque pero los síntomas puestos en evidencia el día de ayer hablan de la gravedad de ciertos problemas que requieren inmediato tratamiento. Por supuesto, la derecha contribuyó decisivamente a crear un malestar social y un malhumor público con sus continuos sabotajes económicos, el desabastecimiento de productos esenciales, la fuga de divisas, los cortes de energía eléctrica, etcétera. Pero ya sabíamos que iba a actuar de esta manera. Espero reunir algunos antecedentes para escribir algo sobre el tema hoy a última hora.