8.1.2013

Recomiendo leer este artículo de Pepe Escobar,  uno de los mayores especialistas en Medio Oriente. Y ver también los estremecedores videos que acompañan su nota en el sitio web indicado más abajo. El imperialismo realiza su tarea metódica e implacablamente: ayer fue Libia, hoy desangran hasta lo indecible a Siria, un país que más allá de las críticas que se le podían hacer a su régimen político tiene un estado laico -por contraposición a las teocracias reaccionarias que imperan en la región o al estado confesional judío de Israel- y que hasta la invasión de los «proxis» de Estados Unidos y sus compinches europeos había permitido, y permite aún, bajo las dificilísimas circunstancias que la agobian, la coexistencia de musulmanes de distinta persuasión (sunitas, chiitas, etcétera), cristianos y judíos. Pero el imperio va por todo y quiere preparar el terreno para la gran ofensiva contra Irán, contando con la complicidad de Turquía, ansiosa por probar su lealtad a Occidente y al imperialismo norteamericano. Factores todos a cual más  infame y que terminan por configurar no una guerra civil -como difunde la prensa occidental- sino una masacre sistemática cuyos operadores en el campo de batalla son los mercenarios reclutados y financiados por Saudiarabia y cuyos instigadores y mentores intelectual son Estados Unidos e Israel.


POR QUIÉN DOBLAN LAS CAMPANAS SIRIAS.
(Ver el video y la nota completa en
“Siria resiste a Washington y a los vasallos del
Imperio”
por Pepe Escobar *

«Rebeldes sirios», en realidad mercenarios de Saudiarabia, Yemen y otras teocracias de Medio Oriente
Siria sigue resistiendo a
la presión imperial estadounidense y a la de sus acólitos europeos
neocoloniales que tratan de someterla. Resiste a las mentiras de
la prensa comercial occidental
 que desinforma al público de lo que
realmente está pasando en este país desde que comenzaron las hostilidades y que
no explica las verdaderas causas de este conflicto, una guerra por el control
de los recursos y corredores de gas y petróleo
, conflicto generado desde
afuera. Resiste en el plano militar frente a las numerosas bandas de mercenarios
fundamentalistas infiltrados en su territorio
. Pero el precio que está
pagando es elevado. El análisis de nuestro colega Pepe Escobar.
* Fuente:
Asia Times Online, 22 de diciembre de 2012.
 
Traducido del inglés por Germán
Leyens.