¡REVOLUCIÓN, sí, REVOLUCIÓN AHORA! ¿Vieron que no era tan difícil? No me creen? Lean el título de portada de La Nación (Buenos Aires) de hoy, que dice textualmente:

OTRA “REVOLUCIÓN” de Francisco: NO VIVIRÍA EN EL DEPARTAMENTO PAPAL.

De donde se infiere que:

a) ya Francisco realizó otras «revoluciones», tan significativas como la de renunciar a vivir en el departamento papal;

b) que como decía Lenin, en algunos países atrasados (¿el Vaticano?) iniciar una revolución es tan fácil como levantar una pluma.

c) La incógnita: si Francisco ya protagonizó según la corresponsal de La Nación varias revoluciones, ¿por qué no incurrir en un pequeño gesto «reformista» y hacer lugar al pedido de Estela de Carlotto (presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo)? En el mismo diario La Nación, pero en sus páginas interiores y lejos de la portada se informa que Carlotto «le pidió al Papa que la reciba y ‘haga un gesto’ de apoyo a su tarea de búsqueda de restitución de identidad de nietos de desaparecidos durante la última dictadura militar.»
«Siempre tuvimos ganas de hablar con él. Esperábamos que nos convocara como máximo exponente de nuestra Iglesia en la Argentina. Pero nunca nos llamó, y lo digo con dolor, y para que se revierta, no para condenar. Nunca habló de nuestros desaparecidos ni de los nietos que estamos buscando», afirmó Carlotto en declaraciones a Radio Del Plata.»

CONCLUSIÓN: ¡Se nos viene la noche, y muchos en el gobierno y fuera de él creen ver la tenue luz del amanecer y no parecen darse cuenta que es el crepúsculo de una ilusión! Pocas veces en mi vida pude ver tamaña confusión política como la que existe en la Argentina de estos días.