18.6.2012
Grecia tropieza dos veces con la misma piedra. Las elecciones celebradas ayer consagraron el triunfo de la derecha y, como en el juego de la oca, el país retrocede tres casilleros para resucitar la alianza entre la derecha y la socialdemocracia (derechizada en grado superlativo) e imponer el brutal ajuste que los griegos rechazaron con valentía en las calles. Pero pudo más el chantaje, la extorsión y el miedo infundido por la tríada dominante en Europa (FMI, Banco Central Europeo y Comisión Europea), a quién nadie eligió, y la campaña de terror desarrollada por los grandes medios de la burguesía y entre la esperanza y el miedo los griegos sucumbieron ante lo segundo. Pero no por mucho tiempo. La izquierda radical hizo una elección extraordinaria (ver abajo la gráfica de la nueva composición del parlamento) y más pronto que tarde será gobierno en Grecia. Reproduzco a continuación el informe hecho por los compañeros de Kaos en la Red sobre este tema.

Tragedia griega: Victoria electoral de ND y mayoría de gobierno ND-PASOK

por Kaos. Internacional

Domingo, 17 de Junio de 2012 16:28

La formación derechista Nueva Democracia ha ganado las elecciones griegas con el 29,66% de los votos seguidos muy de cerca por la coalición de izquierda Syriza, que ha obtenido el 26,89%, según los resultados oficiales. ND y PASOK suman 166 diputados y podrán gobernar con mayoría absoluta. (clic abajo para continuar)
No pudo ser. El triunfo de la izquierda en Grecia tendrá que esperar. La campaña del miedo desarrollada en el último mes al unísono por los grandes medios capitalistas y los principales poderes políticos y financieros del mundo, han podido con el deseo de cambio de buena parte de la ciudadanía griega. El partido Nueva Democracia ha ganado las elecciones legislativas griegas celebradas de este domingo con un 29,6 por ciento de los votos (129 escaños), por delante de la Coalición de Izquierdas, SYRIZA, (26,89 y 71 diputados), según ha informado la empresa encargada de recopilar, transmitir y difundir los resultados electorales, Singular Logic. 
   Nueva Democracia y SYRIZA estarían así muy cerca en número de votos, pero el sistema electoral griego contempla un bonus de 50 diputados adicionales para el partido más votado, que, en este caso, como ya ocurriese en las elecciones del pasado Mayo, serán para el partido conservador. Por detrás estarían el Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK), con el 12,2 por ciento (33 diputados); Griegos Independientes (7,5 por ciento y 20 diputados) y los neonazis de Amanecer Dorado que, contra lo que se pensaba, ha conseguido mantener unos resultados muy similares a los obtenidos en las elecciones de Mayo (6,9 por ciento y 18 diputados).
   Tras estas fuerzas de la derecha griega se encuentran Izquierda Democrática (6,2 por ciento y 17 diputados), único partido, junto a ND y SYRYZA, que ha conseguido aumentar su porcentaje de votos respecto de las elecciones de Mayo (aunque solo una décima) y finalmente, en último lugar entre los partidos que podrán tener representación parlamentaria, encontramos al Partido Comunista Griego (KKE), que obtiene el 4,5 por ciento de los votos y 12 diputados, perdiendo así casi 4 puntos y 14 diputados en relación a los resultados obtenidos en las pasadas elecciones, seguramente a consecuencia de que una parte importante de su electorado decidió dar su apoyo a SYRYZA con la esperanza puesta en que esto permitiese una victoria de la izquierda que finalmente no se producirá.
   Con estos resultados, además, ND y PASOK, a diferencia de lo ocurrido en Mayo, cuentan con una mayoría suficiente como para gobernar el país en coalición y seguir así imponiendo el plan de ajuste que tiene ahogado al estado y al borde a la bancarrota, y que tan nefastas consecuencias está teniendo para las clases trabajadoras griegas. ND y PASOK sumarían entre los dos 162 diputados, superando con creces los 151 diputados necesarios para la mayoría absoluta. 
   No obstante, aunque se da por hecho que el pacto ND-PASOK no tardará en alcanzarse, dirigentes del PASOK han rechazado, en su primera valoración tras conocerse los resultados, la posibilidad de participar en un gobierno de coalición con Nueva Democracia, la formación vencedora, a no ser que la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA) acepte participar en ese gobierno de concentración, según informa la cadena de televisión privada Skai. Una posibilidad que SYRYZA ha rechazado de pleno.
   Alexis Tsipras, líder de la coalición de izquierdas, ha insistido en que su formación no participará en un gobierno liderado por Nueva Democracia. «Estaremos presentes desde la posición de principal partido de la oposición», ha explicado. «El resultado de las elecciones implica una oposición clara al memorándum. La anulación de las medidas de austeridad es la única opción viable para Europa», ha afirmado Tsipras en su primera intervención tras conocerse los primeros resultados oficiales. «La negativa al memorándum es una orden clara y repetida que viene del pueblo», ha argumentado.
   Ahora, ND será el responsable de formar gobierno. Caso de que no le fuese posible, Grecia se vería abocada a la celebración de una nuevas elecciones, las terceras en apenas tres meses. Pero, para desgracia de quienes apoyan un cambio de izquierdas en Grecia, con toda seguridad eso no pasará. El PASOK ejercerá como apoyo del partido conservador griego, y la derecha ND-PASOK podrá gobernar el país durante una nueva legislatura. Sin embargo, el cerco a las políticas neoliberales en Grecia es cada vez más evidente.
   Por primera vez en mucho tiempo, un partido de izquierdas ha tenido una posibilidad real de ganar unas elecciones presidenciales. Ahora solo queda esperar a que, más pronto que tarde, el nuevo gobierno ND-PASOK acabe derrumbándose también y la victoria, finalmente, sea del pueblo griego, bien a través de SYRYZA, o bien a través de cualquier otra fórmula que pudiera darse. 
   La izquierda perdió anoche una importante batalla en esta larga guerra del pueblo griego contra la troika y el capitalismo, pero la lucha, lejos de terminarse, no ha hecho más que comenzar. La troika y sus palmeros están cada vez más arrinconados, y, salvo milagrosa recuperación de la economía del país en los próximos tiempos, es bastante probable que los partidos que apoyan los intereses de la troika en Grecia, hayan disparado anoche su última bala. La bala desesperada del que se sabe acorralado. La que hiere pero no mata al protagonista principal de la acción. La que acaba siendo la última antes de que el malo de la película dé el último suspiro.
   Esperemos, pues, que tanto SYRYZA, como el KKE, como los movimientos anarquistas y demás fuerzas anticapitalistas del país, tengan aún un buen arsenal en la recámara para continuar la guerra con nuevas batallas que están por venir. Porque de ello dependerá cómo acabe esta historia griega, una historia que ayer se nos convirtió en tragedia, pero que mañana, estamos seguros, puede acabar en epopeya.