La infame Troika que gobierna Europa (el Banco Central Europeo, el FMI y la Comisión Europea) chantajea a los griegos, y Alexis Tsipras y su gobierno responden con un referendo popular, con democracia. Vamos a ver que dicen ahora. Tendrán que sacarse la careta y denunciar la «maniobra demagógica» del gobierno griego. Porque, como lo comprueba una y mil veces la historia, democracia y capitalismo son INCOMPATIBLES, se repelen mutuamente. Si queremos democracia debemos acabar con el capitalismo.