Comparto con inmensa alegría la decisión del Jurado Internacional de la UNESCO que decidió otorgarle el Premio José Martí de esa institución a Frei Betto. A continuación, la nota emitida por la Red Nacional de Noticias de Venezuela informando sobre la novedad.

Escrito por Prensa Web
Red Nacional de Venezuela/ Aporrea   
Viernes, 11 de Enero de
2013 21:34

Foto: Archivo
El religioso
brasileño fue elegido por su trabajo como educador y por su oposición a todas
las formas de discriminación, injusticia y exclusión
La UNESCO reconoció hoy al religioso brasileño Frei Betto
con el Premio José Martí 2013 por su «contribución a la construcción de
una cultura de paz universal y la justicia social y los derechos humanos en
América Latina y el Caribe».
La directora general de
la agencia de las ONU para la
Educación, la
Ciencia y la
Cultura (UNESCO) seleccionó a Frei Betto -cuyo verdadero
nombre es Carlos Alberto Libânio Christo- por recomendación de un jurado
internacional, indicó en un comunicado esa organización con sede en París.
«Frei Betto (Belo
Horizonte, 1944) fue elegido por su trabajo como educador, escritor y
teólogo, por su oposición a todas las formas de discriminación, injusticia y
exclusión y por su promoción de la cultura de paz y los derechos
humanos», precisó la
UNESCO.
El premiado, autor de
más de cincuenta libros traducidos a múltiples idiomas, ingresó en la orden
de los dominicos a los veinte años de edad, cuando estudiaba periodismo.
Durante la dictadura
militar brasileña fue encarcelado en dos ocasiones, la primera en 1964, que
le llevó a dejar la universidad, y la segunda entre 1969 y 1973, por
colaborador de la organización guerrillera Acción Libertadora Nacional (ALN),
que dirigía Carlos Marighella.
Cuando recuperó la
libertad, trabajó durante cinco años en una favela de la ciudad de Vitoria.
Durante la década de
los ochenta asesoró sobre las relaciones Iglesia-Estado a varios países como
Nicaragua, Cuba, China, la
Unión Soviética, Polonia y Checoslovaquia y en la década
posterior integró el consejo de la Fundación Sueca de Derechos Humanos.
Adepto a la Teología de la Liberación y
militante de movimientos pastorales y sociales, fue asesor especial del
presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, entre 2003 y 2004 y fue coordinador
de Movilización Social del programa «Hambre Cero».
El premio en cuestión,
creado en 1994 a
iniciativa del Gobierno de Cuba, recompensa «contribuciones
sobresalientes de organizaciones o de individuos a la unidad y la integración
de América Latina y el Caribe basada en el respeto de las tradiciones
culturales y los valores humanistas».
La ceremonia de entrega
del galardón tendrá lugar el próximo 30 de enero en La Habana, en el marco de la
tercera Conferencia Internacional por el Equilibrio del Mundo, que se celebra
en la capital cubana del 28 al 30 de enero y marca el 160 aniversario del
nacimiento de José Martí.
El anterior ganador del
premio José Martí, dotado con 5.000 dólares, fue el politólogo argentino
Atilio Alberto Borón, por su contribución a la unidad e integración de los
países de América Latina y el Caribe y por su aportación al estudio y la
promoción del pensamiento del apóstol de la independencia de Cuba, concluyó la UNESCO.
(Agrego: los anteriores ganadores del Premio habían sido el Comandante Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías (2005), el sociólogo y crítico mexicano Pablo González Casanova (2003) y el insigne pintor y escultor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, (laureado póstumamente en 1999. Tuve el honor de recibir ese premio en el año 2009).