26.10.2010

 A continuación, interesantes y vívidas reflexiones de un argentino metido en lo más profundo de las luchas sociales que sacuden a Francia. Y que, por supuesto, la prensa no hace otra cosa que desfigurear y bastardear.



UNA LUCHA PRECIOSA A EXTENDER

Bueno a ver si cuento un poco lo que interpreto. No es cierto que Francia está «en llamas». Eso dicen los medios para vender y es la consigna de napoleoncito (sarko) para hacer eje en los destrozos y no en las reivindicaciones populares. Pero no dicen que Francia está … clic abajo para continuar)  en rebelión y movilizada. Esta mañana las encuestas decían que mas del 80% de los franceses está de acuerdo con la huelga y las manifestaciones y que el 60% está de acuerdo con seguir la movilización aunque el gobierno vote la ley que combatimos. Es importante saber que todo este quilombo sigue incluso sabiendo que vamos a perder porque el gobierno está decidido a que la ley pase o pase. Desde el principio del conflicto napoleoncito dijo que no iba a negociar y ahora no puede volver atras. Y los sindicatos, que son tan burocratas como los moyano, ya le dijeron al gobierno públicamente y desesperadamente que no pueden hacer nada porque los sobrepasan las bases. Así que políticamente no hay salida y votaran la ley porque el gobierno tiene mayoría en el parlamento. Un problema es que la oposición política, esencialmente el PS, es una bosta, no existe. Al no haber una oposición que capitalice, el partido en el gobierno se mantiene unido aunque la calle esté que arde.

Hay como una «guerrilla» urbana. Esta mañana fuimos a cortar varios puntos de Toulouse. Yo fui a cortar la entrada del aeropuerto. Mucha gente que no pudo tomar el avión pero nadie se quejó porque en el fondo todos apoyan la rebelión. Llegó la cana, charlamos con ellos (porque están igual que nosotros), nos dan la razón y tranquis nos vamos a cortar otra ruta sin quilombo con la cana. Aquí charlamos con la gente «embotellada» por el corte y todo bien, todos bancan. Llega la cana, charlamos y nos fuimos tranquis a cortar una rotonda. Y todo así durante toda la mañana. Aquí nosotros, que éramos empleados del aeropuerto, profes, estudiantes, asalariados de empresas privadas en huelga, etc etc…, en otro lugar los camioneros, en otro los chicos de la secundaria, en otro los ferroviarios, los choferes de colectivos que paran de golpe, el subte que para 15 minutos cada media hora, obreros en huelga que salen a la ruta y la cortan un par de horas, etc etc etc… Es decir que movilizados o trabajando todos participan y apoyan. Por ejemplo hace un rato volvió Thomas, mi hijo pequeñito chiquitito cossssita, del liceo que tienen tomado. Se fue ayer a la tarde a reemplazar a los compañeros que hicieron 24h de ocupación. Hace una semana que tienen ocupado el liceo junto con los profes. Cada tanto salen a la ruta, la cortan, se arma el embotellamiento, volantean, explican, y se vuelven al liceo ocupado levantando el corte. Aquí en Toulouse el día se pasa así. Aquí en Francia se respeta el derecho a pensar como se quiera así que hay gente que trabaja pero como están de acuerdo con la rebelión apoyan trabajando. Yo por ejemplo di clase hasta ayer en que ocupamos la universidad. En los cursos discutimos con los estudiantes la situación política, nada de clase normal. Los que llevan la punta son los compañeros de las refinerías y las petroleras porque ocupando las refinerías dejan al país sin nafta. El gobierno mando a la cana a levantar esas ocupaciones. Los obreros se van sin quilombo pero vuelven a las horas y la ocupan de nuevo. Las manifestaciones son geniales. Al menos aquí en Toulouse el 20% de la población está en la calle los martes, jueves y sábados. Somos entre 120 y 150.000 manifestantes cada día. Abuelos con los nietos, padres con los hijos, gente con sus perros, obreros, artesanos, muchos jóvenes, todos se encuentran. Yo me encuentro con gente de mi pueblo que ni me imaginaba que podrían ir. Hasta el médico del pueblo va. El 80% de los franceses está en esta línea, o militando activamente o apoyando. Y todos sabemos que el gobierno va a pasar la ley «en force».
Entonces no se basen en las fotos de los medios de autos quemados, fuego, negocios destruidos, de quilombo y todos eso. Existe, cierto, pero siendo marginal lo usan como propaganda gubernamental para deslegitimar la protesta. De todos modos quienes hacen todo ese quilombo no son provocadores de la cana sino los chicos marginados de los barrios. Lo hacen con derecho, el problema que terminan siendo funcionales al sistema.
Aqui en Francia, la burguesía en el gobierno siempre negoció cuando el pueblo se movilizó. Incluso De Gaulle renunció frente a la crispación social. El capitalismo industrial necesitaba paz social por eso negociaba. Hoy el capitalismo financiero no necesita negociar, necesita aplastar. Es la diferencia entre la derecha y la derecha neoliberal actual. A esta no le interesa integrar a la clase trabajadora porque ya no la necesita. A quienes necesita es a los trader, a los gerentes de bancos y financieras, una élite que le permite hacer beneficios con la bicicleta financiera sin que intervenga el resto de la sociedad. Por eso no negocian. Estamos en un mundo distinto al que vivimos nosotros de jóvenes.
Y me voy a dormir que mañana a las 6 levantamos las barreras del peaje sur de Toulouse. Los camioneros van a bloquear el periférico, los colectiveros paran, los secundarios se movilizan en la ciudad de Toulouse y los ferroviarios se plantan en las vías. Habrá mas acciones que no sé porque aquí nada es centralizado, se coordina un poco pero se lucha en libertad… un poco de anarquía… como la del 68… pero sin el amor libre.
Viva la huelga!… como decían nuestros viejos anarquistas. 

Cariños