31 Julio 2013


Con este post damos fin a la serie de tres dedicada a poner en conocimiento público la gran cantidad de países, y estados/provincias/municipios dentro de los países, en donde la técnica del «fracking»  ha sido prohibida o sujeta a una moratoria. Al final adjunto un documento elaborado por la prestigiosa Sociedad Médica de Massachusetts emitiendo una resolución en torno al «fracking» y en donde se asegura que diversos estudios realizados ya desde hace un tiempo sobre esta técnica «demuestran que más del 75 % de los productos químicos tóxicos utilizados durante las fases de perforación y fractura de rocas para obtener el gas pueden afectar la piel, ojos y otros órganos sensoriales, el sistema respiratorio, el gastrointestinal y el hígado. Más de la mitad de esos productos químicos muestran algún efecto sobre el cerebro y el sistema nervioso. Más del 25 % de esos productos químicos pueden producir cáncer y mutaciones. Notablemente, el 37 % de esos productos químicos pueden afectar el sistema endocrinológico que afecta a múltiples sistemas de órganos, incluyendo los que son críticos para la normal reproducción y el desarrollo.» (ver texto original en inglés al final) 

Esto es todo por ahora. Creo que tenemos en nuestras manos argumentos y evidencias que ameritan poner al «fracking» en la agenda de la discusión pública de nuestros países. Seguiremos aportando nuevos antecedentes en los próximos días. 


Canadá

La provincia de British
Columbia
estableció una moratoria de cuatro años prohibiendo que la Royal
Dutch Shell continúe con sus perforaciones. En Nova Scotia se está por
imponer una moratoria para la técnica del “fracking”. En la provincia de Québec
el Ministro de Recursos Naturales anunció el 17 de Marzo del 2011 que no se
autorizarían operaciones de fractura hidráulica en la búsqueda de petróleo o
gas.  
 Estados Unidos
 El 17 de Mayo de 2012 Vermont se
convirtió en el primer estado en prohibir la exploración o explotación de
hidrocarburos con la técnica del “fracking”·
 El 17 de Mayo del 2012 la legislatura de New
Jersey
aceptó la recomendación del gobernador estableciendo una prohibición
de un año en relación a la perforación de pozos utilizando la fractura
hidráulica. Poco después la legislatura aprobó una ley prohibiendo el “fracking”
y el  depósito de residuos del “fracking”
dentro de los límites del estado, o la recepción del agua utilizada por el “fracking”
para ser reutilizada en los pozos localizados en su territorio. Esta pieza
legislativa tiene por objeto evitar que el agua residual utilizada por el “fracking”
en el vecino estado de Pennsylvania puede ser reutilizada para nuevas
operaciones en New Jersey.
El 16 de Noviembre de
2010 el
 Consejo Comunal de la ciudad de Pittsburgh
adoptó una resolución por la cual se prohibía a las corporaciones petroleras
realizar perforaciones en búsqueda de gas dentro de los límites del ejido
urbano.
El 1º de Julio del 2012  la gobernadora de Carolina del Norte vetó una ley que autorizaba el “fracking” porque
la pieza legislativa no contemplaba el establecimiento de suficientes
salvaguardas para proteger el agua potable y la salud de las familias del
estado.
En el estado de Nueva York existe una orden ejecutiva del gobernador estableciendo
una moratoria para las perforaciones. Por otra parte, son muchos los municipios
que yendo más alláhan prohibido el “fracking”. Señalemos entre ellos:
Syracuse,  prohibido por el consejo
comunal por decisión del 24 Octubre del 2011. Lo mismo en Woodstock, el
22 de Julio del 2012. Rochester, en Septiembre de ese mismo año y Wawarsing,
el 20 de Diciembre de 2012. La ciudad de Buffalo, la segunda mayor
ciudad del estado,  prohibió del “fracking”
y la disposición de residuos hídricos procedentes del “fracking” en los límites
de la ciudad según una resolución adoptada por unanimidad el 8 de Febrero del
2011. La ciudad de Nueva York, por su parte, le ha solicitado al
Congreso de Estados Unidos la remoción de la perforación con hidrofractura como
una de las excepciones a la Ley de Agua Potable Segura.
El Consejo Directivo del
Bassett Medical Center, de Cooperstown, estado de Nueva York declaró que el ”fracking”
es un tema de la mayor prioridad en la salud pública y resolvió que dicho
método “constituye una inaceptable amenaza a la salud de los pacientes y
debería ser prohibido hasta que pueda comprobarse que es seguro.”
Pennsylvania. La Unión de Iglesias Metodistas de Pennsylvania,
diversos grupos religiosos de ese estado así como América, la revista nacional
de la orden de los Jesuitas, ha criticado acerbamente la tecnología del “fracking”.
Arkansas.
Se ha
planteado una millonaria demanda en contra de las compañías que perforan en
búsqueda de gas debido a los terremotos asociados al proceso de “fracking” (en
línea con lo considerado por el gobierno británico al establecer la
prohibición). En la demanda se toman en cuenta los daños a la propiedad,
desvalorización de inmuebles y terrenos, el stress emocional y los costos de
adquisición de seguros contra terremotos.
 
Prohibiciones similares se encuentran en los estados o, en municipios de,
Maryland, Ohio, Virginia, West Virginia,
y en Iowa. En Texas,
el gobernador promulgó una ley estadual exigiendo a las empresas
perforadoras que pongan en conocimiento del público los productos  químicos utilizados al extraer petróleo y gas
por medio del “fracking”.

Para actualizar la información visitar el siguiente sitio:
ADJUNTO:  Resolución de la Sociedad Médica de Massachusetts sobre el impacto del fracking sobre la salud de la población.
AMERICAN MEDICAL ASSOCIATION RESIDENT AND FELLOW SECTION
Resolution: 2
(A-12)
Introduced by: Massachusetts Medical Society – Resident and Fellow Section
Subject: The Health Costs of Hydraulic Fracturing
Referred to: Reference Committee

WHEREAS, High-volume hydraulic fracturing, or fracking, as a means of natural gas extraction
employed in deep natural gas well drilling enables natural gas to flow more freely out of the well
(1); and
WHEREAS, Fracking additionally involves drilling thousands of feet below the earth’s surface
and pumping millions of gallons of water and chemical additives at high pressure into the well
and
WHEREAS, Fracking is exempt from the Safe Drinking Water Act of 2005, thus allowing
companies to conceal the chemicals used in the process; and
WHEREAS, In aquifers overlying the Marcellus and Utica shale formations of northeastern
Pennsylvania and upstate New York, systematic evidence for methane contamination of
drinking water associated with fracking has been documented (2); and
WHEREAS, Wastewater from fracking operations containing high levels of radioactive
contaminants is being released into waterways supplying drinking water (3, 4); and
WHEREAS, Fracking has the potential to impose short-term and long-term impacts on
underground and surface drinking water resources and local air quality (3); and
WHEREAS, Early studies of the health effects of fracking demonstrate that more than 75% of
the toxic chemicals used during both the fracturing and drilling phases of gas operations can
affect the skin, eyes, and other sensory organs, the respiratory system, the gastrointestinal
system and the liver. Over half the chemicals show effects in the brain and nervous system.
More than 25% of the chemicals can cause cancer and mutations. Notably, 37% of the
chemicals can affect the endocrine system that encompasses multiple organ systems including
those critical for normal reproduction and development (5); and
WHEREAS, The health effects of fracking may be overlooked in the energy industry’s haste to
leverage the potential of fracking for natural gas extraction; and
WHEREAS, The mission of the AMA is to “promote the betterment of public health” (6);
therefore be it
RESOLVED, That our AMA support a moratorium on new expansion of natural gas extraction in
populated areas until further scientific information on health impacts is available; and
RESOLVED, That our AMA advocate for statewide disease registries related to potential natural
gas drilling effects; and
RESOLVED, That our AMA support the development of physician and public education on the
hydraulic fracturing process, the potential health risks and impact, the estimated health costs of
any health impacts to states, insurers, employers and the health care system; and
RESOLVED, That our AMA advocate for a long-term plan for monitoring and mitigating the
health impacts of hydraulic fracturing; and
RESOLVED, That this resolution be immediately forwarded to the AMA-HOD.

________________________________
Fiscal Note: $75,000
1. Charlez, Philippe A. (1997). Rock Mechanics: Petroleum Applications. Paris: Editions Technip. p.239.
2. Osborne SG, Vengosh A, Warner NR and Jackson RB. Methane contamination of drinking water
accompanying gas-well drilling and hydraulic fracturing. Proceedings of the National Academy of Sciences
of the United States of America, 2011. 108: 8172-8176.
3. Hydraulic Fracturing : Applicability of the Safe Drinking Water Act and Clean Water Act. Science Advisory
Board Discussion, 2010. United States Environment Protection Agency. Retrieved 13 March 2012 from
http://yosemite.epa.gov/sab/sabproduct.nsf/
4. Urbina, Ian. Regulation Lax as Gas Wells’ Tainted Water Hits Rivers. New York Times, 2011. Retrieved 12
March 2012 from http://www.nytimes.com/2011/02/27/us/27gas.html?_r=1
5. Colborn T, Kwiatkowski C, Schultz K, and Bachran, M. Natural Gas Operations from a Public Health
Perspective. International Journal of Human and Ecological Risk Assessment, 2011. 17: 1039-1056.
6. About AMA: Our Mission. Retrieved 13 March 2012 from http://www.ama-assn.org/ama/pub/about-ama/ourmission.
page