14.6.2015

Ernesto Che Guevara: nacía en un día como hoy, de 1928. Médico, guerrillero, intelectual autodidacta, estadista, estratego militar: una de las más extraordinarias figuras de la historia social y política de todos los tiempos. Su presencia en la historia de Nuestra América y en otros países del Tercer Mundo dejó una estela luminosa que nada ni nadie podrá borrar. Ejemplo del revolucionario integral supo combinar la acción y la reflexión como muy pocos. Para recordarlo en este día comparto unos pocos párrafos de su memorable «Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental» en donde formula un diagnóstico de gran actualidad sobre la estrategia del imperialismo para América Latina y la conducta de buena parte de los gobiernos del área.

«El campo fundamental de la explotación del imperialismo abarca los tres continentes atrasados, América, Asia y África. Cada país tiene características propias, pero los continentes, en su conjunto, también las presentan.»
«América constituye un conjunto más o menos homogéneo y en la casi totalidad de su territorio los capitales monopolistas norteamericanos mantienen una primacía absoluta. Los gobiernos títeres o, en el mejor de los casos, débiles y medrosos, no pueden imponerse a las órdenes del amo yanqui. Los norteamericanos han llegado casi al máximo de su dominación política y económica, poco más podrían avanzar ya. Cualquier cambio de la situación podría convertirse en un retroceso en su primacía. Su política es mantenerlo conquistado. La línea de acción se reduce en el momento actual, al uso brutal de la fuerza para impedir movimientos de liberación de cualquier tipo que sean.»
«Bajo el slogan, «no permitiremos otra Cuba», se encubre la posibilidad de agresiones a mansalva, como la perpetrada contra Santo Domingo o, anteriormente, la masacre de Panamá, y la clara advertencia de que las tropas yanquis están dispuestas a intervenir en cualquier lugar de América donde el orden establecido sea alterado, poniendo en peligro sus intereses. Esa política cuenta con una impunidad casi absoluta; la OEA es una máscara cómoda, por desprestigiada que esté; la ONU es de una ineficiencia rayana en el ridículo o en lo trágico; los ejércitos de todos los países de América están listos a intervenir para aplastar a sus pueblos. Se ha formado, de hecho, la internacional del crimen y la traición.» 

«Por otra parte las burguesías autóctonas han perdido toda su capacidad de oposición al imperialismo y solo forman su furgón de cola. No hay más cambios que hacer; o revolución socialista o caricatura de revolución.»
(El texto íntegro del «Mensaje» puede leerse en:https://www.marxists.org/espanol/guevara/04_67.htm