En uno de
nuestros primeros análisis sobre el gobierno de Mauricio Macri decíamos que la
Argentina estaba experimentando una doble involución: de país soberano a la
semicolonia  (tema que no abordaremos en
este momento) y desde la democracia al “régimen”, entendiendo por este un orden
político que exhibe ciertos atributos formales y epifenoménicos de la
democracia pero que son desmentidos por el espíritu profundamente autoritario
que caracteriza las acciones del gobierno. La práctica anulación de la Ley de
Medios, el intento de designar dos jueces de la Corte Suprema por decreto, el
caso de Milagro Sala como presa política y en prisión sin que exista condena
firme en su contra, la razzia de
periodistas que no comparten la visión oficial en los medios públicos y, ahora,
el saqueo de equipos de video y de audio, materiales, archivos, memorias
digitales y fotografías de Resumen Latinoamericano, propinando un duro golpe a
unas de las fuentes más importantes de contra información no sólo de la
Argentina sino de América Latina. Los malechores no eran delincuentes comunes
sino gentes que actuaron con total impunidad y seleccionando cuidadosa y
prolijamente los objetos que robarían. Esto no puede ser visto como un episodio
aislado ni como obra de delincuentes comunes. El Ministerio del Interior tiene
que tomar cartas en el asunto, identificar a los autores del hecho y recuperar
el precioso material documental que los compañeros de Resumen Latinoamericano
acopiaron a lo largo de 24 años de labor. Van con estas palabras toda nuestra
solidaridad y nuestra voluntad de colaborar con todo lo que esté a nuestro
alcance para que Resumen Latinoamericano reanude su importantísima labor. Y un
gran abrazo para Carlos Aznarez y María, y todo el equipo que tanto ha hecho
por garantizar el acceso a la información genuina a los pueblo de América
Latina.
Más información
puede obtenerse en: