¡Que tal la noticia! Por supuesto, la prensa hegemónica se cuidó muy bien de darle difusión. Estas cosas se hacen, no se dicen ni se comentan. Forman parte de una operación en donde la «prensa libre» del continente se revela como lo que es: un simple peón del imperialismo. La lógica geopolítica se entiende: hay que aislar a Irán, para después atacarlo. La ofensiva contra Siria obedece a esa estrategia, porque es país aliado de Irán. El «manual de operaciones» aconseja destruir a Siria y producir un cambio de régimen allí; chantajear a los países de América Latina y el Caribe para que no se relacionen con Irán y repetir lo que ya hicieron con los corruptos y serviles gobiernos europeos. Luego de eso, arrasar con Irán, el gran objetivo de la derecha israelí. Por eso cuando Teherán aceptó participar de una conferencia tendiente a crear una zona de paz, libre de armas de destrucción masiva, en Oriente Medio, Obama decidió postergarla pese a que fue su propio gobierno quien la había propuesto. Claro, Israel se oponía terminantemente a esa iniciativa, e Irán también. Pero cuando este país manifestó su voluntad de participar Israel quedó en evidencia como el único que no aceptaba crear la zona de paz. Y Obama, cómplice de los crímenes del gobierno israelí, facilitó las cosas cancelando la conferencia. Lo que aprobó el Congreso de EEUU días pasados en relación a América Latina es otra vuelta de tuerca en la misma dirección.

Obama aprueba una ley para ‘frenarle los pies’ a Irán en América
Latina

La creciente popularidad de Irán en la región preocupa a la Casa Blanca

Publicado:
29 dic 2012 | 12:15 GMT
 Última actualización: 29 dic
2012 | 17:52 GMT
El presidente de
EE.UU., Barack Obama, ha aprobado una ley orientada a entorpecer las crecientes
relaciones entre América Latina e Irán.
La ley Countering
Iran in Western Hemisphere
, que fue aprobada el viernes pasado, insta al
Departamento de Estado a elaborar en 180 días una estrategia para frenar la
“creciente presencia y actividad hostil de Irán” en los países de América
Latina. 

También la ley incorpora un gran plan que está previsto llevar a cabo en
América Latina diseñado para aislar a la república islámica de sus aliados. La
subcomisión sobre terrorismo de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de
EE.UU. ya apoyó la medida en marzo. 

Irán ha incrementado el número de embajadas en América Latina de las 5 en 2005 a 11 en 2012. El país
busca ampliar sus relaciones con la región durante
los últimos años y señala que es una de las estrategias principales de su
política exterior. 

Cabe decir que los grandes Estados del continente también han mejorado sus
relaciones con Teherán, mientras que sus conexiones diplomáticas con EE.UU. han
disminuido en un intento de poner fin a su dependencia de Washington. 

La creciente popularidad de Irán en América Latina ha despertado las
preocupaciones de la Casa Blanca, que
considera la región su zona de influyencia.