Economistas, pésimos predictores
La economía convencional que prevalece  en estos tiempos insiste en predicar su precisión y exactitud: se ufana de sus metodologías cuantitativas, predice cuánto crecerá un país, y juega a ser un oráculo del desarrollo futuro. Un sondeo global de la agencia de noticias Reuters, realizado entre 100 economistas interesados en el fútbol, arrojó que la mayoría predijo que Brasil sería el campeón (más de un tercio de votos), seguidos por Argentina (31 votos), y sólo en tercer lugar aparecía España (con 20 votos). “Desde hace tiempo que hemos apuntado a Brasil como ganador del torneo y aún se espera que España sea finalista, y estas conclusiones permanecen sin cambios respecto a nuestros pronósticos previos al certamen”, dijo Peter Dixon, de Commerzbank, a la agencia Reuters.

A lo anterior comenta Alberto Acosta que «El problema no radica en que los economistas se pasen haciendo predicciones. Lo lamentable es que la gente les crea. Ya lo dijo dijo Bertolt Brecht  “los economistas son unas personas que se pasan la mitad del año prediciendo lo que va a suceder y la otra mitad explicando porqué no sucedió lo que predijeron; sería una lástima ahorcarlos, mejor sería emplearlos como apostadores en carreras de caballos”.  Por eso, hoy más que nunca es necesario volver a la economía política, y a su corriente principal: el marxismo. 
Ver la muy interesante nota de Eduardo Gudynas sobre el tema en:    http://accionyreaccion.com/