¡LOS
DIBUJANTES DEL PRESTIGIOSO DIARIO HAARETZ AMENAZADOS DE MUERTE POR LOS NEONAZISL
ISRAELÍES!
Según
informa en su edición de hoy, domingo 15, una catarata de amenazas se descargó
en Facebook en contra de los dibujantes del citado diario por una imagen publicada
este fin de semana. En ella, sobre un fondo totalmente negro se leía lo
siguiente: “10 periodistas asesinados en el ataque a Charlie Hebfo en París, y
13 periodistas asesinados en el ataque del último verano a Gaza”. Y en el medio
una leyenda que decía “Yo soy Charlie”, “Yo soy Gaza”.


La
furia de los racistas israelíes se desencadenó cuando un político ultraderechista,
Ronen Shoval, exigió una investigación para determinar si, con la publicación
de ese dibujo, el diario había incurrido en el delito de “propaganda
derrotista” contemplado y castigado en el código penal israelí. Los comentarios
que siguieron al posteo de Shoval fueron un muestrario de la putrefacción
ideológica que se ha apoderado de un sector de la sociedad israelí, contagiada de
lo peor de la extrema derecha fascista europea. Entre los comentarios
suscitados por el posteo de Shoval había algunos que decían cosas como estas:
“Con la ayuda de Dios, los periodistas del Haaretz serán asesinados como en
Francia”; “¿Por qué no hay un ataque terrorista al Haaretz?”; “Espero que el
terrorismo alcance también al Haaretz”; “Ellos deberían morir”, decía un
comentario refiriéndose a los dibujantes. Otros fueron aún peores. Shoval
prometió que los borraría rápidamente de su FB y que comprendía que eran una
incitación al asesinato. Pero, recalcó con insolencia, “en el mismo espíritu yo
les pido que eliminen esa caricatura inmediatamente.” O sea, ¡ un grupo neonazi
se atribuye el derecho a ejercer la censura de prensa! Uno de los periodistas
estrella del Haaretz, Gideon Levy, conocido por su postura crítica a las
políticas del gobierno israelí en relación a la cuestión palestina y los
territorios ocupados, recibió un mensaje por correo electrónico en el cual se
lo amenazaba de muerte. Es de esperar que algunos cambios que se han venido
dando en la sociedad israelí en tiempos recientes permitan aislar a estos
repugnantes esperpentos, y abrir un sendero que haga posible un acuerdo justo y
sustentable con los palestinos para poner fin a más de seis décadas de dolor y
muerte en esa convulsionada región del planeta.