Expulsó a la DEA de Bolivia, derrotó los planes golpistas de la CIA, frustró la tentativa de separar la Bolivia del Oriente (la media luna boliviana) del Altiplano, echó al embajador Phillip Goldberg, a la USAID, transformó a Bolivia como nadie lo había hecho en 500 años, integró a las mayorías indígenas que hoy son quienes gobiernan en Bolivia y hasta el propio Financial Times le dedica un suplemento de más de 60 páginas hablando de la gran transformación (ver foto) de Bolivia bajo la gestión de Evo. ¿Alguien cree que Washington podía quedarse de brazos cruzados ante el referendo? Lanzaron una campaña sucia impresionante, un nuevo Plan Cóndor mediático en donde lo que se busca es desaparecer a la verdad, ya no, como antes, a las personas. Por eso, TODOS CON EVO, hoy más que nunca.