Comparto un interesantísimo material dado a conocer por Wikileaks hace un par de semanas y que, no por casualidad, no tuvo repercusión alguna en los grandes medios de comunicación. En este documento queda bien claro, por ejemplo, como fue que se produjo el ataque de Colombia en territorio ecuatoriano el 1 de Marzo del 2008. A continuación, un extracto del documento traducido al castellano y el enlace para quienes quieran acceder al mismo en su integridad.

CIA Best Practices in Counterinsurgency
WikiLeaks
release: December 18, 2014

 

Se trata de un documento secreto de la CIA, de Julio del 2009,
evaluando sus programas de HIGH-VALUE TARGETING (HVT, por su sigla en inglés)
en su lucha contra la insurgencia. El HVT es un programa que es definido, en un
recuadro especial del informe, como “operaciones focalizadas en contra de
individuos o redes específicas cuya REMOCIÓN O MARGINALIZACIÓN deberían
degradar significativamente la efectividad de un grupo insurgente. El criterio
para designar ‘objetivos o blancos de alto valor’ varía de acuerdo a factores
tales como las capacidades del grupo insurgente, su estructura, dinámica de
liderazgo y los resultados buscados por el gobierno.”
Dejo librada a la imaginación de los
lectores lo que significan palabras como “remoción” o “marginalización.” La
traducción que propongo es “asesinatos selectivos”.  El propósito del informe capturado por
Wikileaks es evaluar las implicaciones negativas o positivas que los asesinatos
programados tienen para los grupos insurgentes que son objeto de ataque por
parte de Estados Unidos. Se examinan los casos de Afganistan, Argelia,
Colombia, Irak, Israel, Perú, Irlanda del Norte, Sri Lanka, Chechenia, Libia,
Pakistan y Tailandia.  Según Wikileaks el
documento es claramente “pro asesinato”, 
fue concluido en Julio del 2009 y coincide con el primer año de la Administración
Obama y con la gestión de León Panetta al frente de la CIA, en momentos en que la Agencia incrementó
notablemente su programa de asesinatos al paso que disminuyó sus esfuerzos en
el programa de captura de enemigos políticos.
Comparto algunas referencias especiales sobre
el caso de COLOMBIA:
– “En Colombia, ataques exitosos contra
líderes principales de la insurgencia a comienzos del 2008 (recordar el ataque
en territorio ecuatoriano del 1º de Marzo de ese año y la negativa del
presidente Álvaro Uribe a reconocer la participación de Estados Unidos y
sus  hombres y equipos por entonces
estacionados en la Base
de Manta en esta operación criminal. Ver sugerencia de lectura al final) y  otros llevados a cabo anteriormente contra
líderes de segundo o tercer nivel y especialistas en logística y finanzas
erosionaron sustancialmente las capacidades de las FARC según lo reportaron
informes clandestinos de la Policía Nacional
Colombiana y la Embajada
de Estados Unidos en Bogotá. “
“El
apoyo público al gobierno colombiano se consolidó luego del asesinato del
miembro del Secretariado de las FARC, Raúl Reyes, y el nivel de aprobación del
Presidente Álvaro Uribe se incrementó hasta llegar al 84 por ciento, de acuerdo
a un informe de medios de prensa de Estados Unidos y un comentario la oficina
de la CIA
estacionada en el terreno.”
“COLOMBIA
HA UTILIZADO ESTE TIPO DE OPERACIONES DE ASESINATOS SELECTIVOS desde el año
2002
conjuntamente con otras de recolección de
informaciones y operaciones militares convencionales.”
Colombia—FARC,
2002 al presente
“Durante gran parte de la historia de Colombia las
transiciones políticas fueron el resultado de insurrecciones exitosas de los
partidos opositores, tal como lo demuestra un informe de la Corporación RAND
del año 2007.  Las FARC son una
organización insurgente ‘marxista-leninista’ que comenzó a librar una guerra de
guerrillas en 1964 y hace uso del tráfico de estupefacientes para sostener sus
actividades militares y políticas. El presidente Álvaro Uribe ni bien asumió su
cargo en 2001 hizo de los asesinatos selectivos de líderes de nivel superior y
medio de las FARC un elemento crucial de su campaña contrainsurgente. Después
de varios años de fracasos y escapes oportunos de los blancos seleccionados
Bogotá comenzó una serie exitosa de HVTs en 2007 a raíz de mejoras en la
inteligencia, precisión de los ataques, planeamiento y ejecución de las
misiones, seguridad operacional y coordinación entre las diversas fuerzas, tal
como lo asegura un informe de la
Embajada de Estados Unidos en Bogotá. Colombia integró
efectivamente el HVT (recuerdo: asesinato selectivo) en su gran estrategia
contrainsurgente y se ha beneficiado del impacto psicológico producido por sus
ataques para robustecer la legitimidad de su gobierno y para desgastar la moral
de las fuerzas insurgentes, tal como lo señalas informes secretos de la Policía Nacional Colombiana y la Embajada.

NOTA FINAL: Recomiendo
muy enfáticamente la lectura de este libro para entender lo ocurrido en la
operación fraguada por la CIA
y el gobierno colombiano el 1º de Marzo del 2008
: HORACIO
LÓPEZ Y MARGARITA VALLEJO,  “El ataque de Colombia en territorio
ecuatoriano”
(Ediciones del
Centro Cultural de la Cooperación,
Buenos Aires; y de Editorial El Perro y la Rana, de Caracas)