12.3.2013

En la presentación de la nota aludida más arriba dije, erróneamente, que la fuente era «el periódico británico The Guardian «. Varios lectores muy atentos me hicieron notar que en realidad la información procedía del un periódico con el mismo nombre pero publicado en Trinidad y Tobago, y por lo tanto no era británico. Esto para nada disminuye el valor y la trascendencia de la información proporcionada por el periódico trinitario, pero obliga a hacer explícita esta aclaración. Muchas veces el apuro por difundir una noticia, especialmente una tan grave como esa, induce a equívocos. Pido disculpas y, una vez más, agradezco la colaboración de mis lectores para subsanar este error.