Hoy,
15 de Febrero, se cumplen 47 años de la muerte en combate de Camilo Torres
Restrepo, el “cura guerrillero” y uno de los grandes protagonistas de las
luchas de los pueblos latinoamericanos y caribeños por su emancipación. Camilo
murió en Patio Cemento, en un enfrentamiento con las tropas de la Quinta Brigada de Bucamaranga.
Tal como lo hicieran con “el guerrillero heroico”, Ernesto Che Guevara, las
fuerzas de la represión ocultaron el cadáver de Camilo, y hasta el día de hoy,
a diferencia de lo ocurrido con el Che, sus restos no han podido ser
localizados. Pero la desaparición de su cuerpo no impidió la reaparición de sus
ideas, que el paso del tiempo no hizo sino convalidar. Más información sobre esto:ver las muy interesantes
 «cápsulas camilistas para la memoria» hechas por el Colectivo Frente Unido: http://soundcloud.com/colectivofrenteunido


A continuación comparto
una breve entrevista que me hiciera  la
historiadora colombiana Lorena López Guzmá
n.

Atilio A.
Borón:  
“ No dudaría en que
Camilo se transforme en una especie de icono que simbolice todas las ansias de
liberación, de emancipación, de democracia, de justicia y de libertad que hoy
reclaman y movilizan a millones de jóvenes,
Por Lorena López Guzmán
Historiadora
Colectivo Frente Unido-Investigación Independiente
En el mes de marzo de
2010 Ediciones Luxemburg llevó a cabo el lanzamiento “El sueño de Camilo.
Selección de Textos Camilo Torres”, 
libro
que forma parte de la Colección
BatallaIdeas
 dirigida por el
politólogo y sociólogo Atilio A. Boron. Este evento fue el primer encuentro
inaugural entre el Colectivo
Frente Unido- Investigación Independiente 
y
este reconocido intelectual marxista que con el tiempo se ha convertido en un
importante apoyo en esta iniciativa investigadora por la recuperación de la
vida y obra de Camilo Torres Restrepo.
Argentino de
nacimiento y latinoamericano por convicción -como él mismo se define- ha
expresado siempre su compromiso intelectual con las luchas de los pueblos de
América Latina. Es por ello que   con motivo de la conmemoración del
84 natalicio y el 47 aniversario de la muerte de Camilo Torres Restrepo y en la
búsqueda incesante por seguir sumando testimonios y reflexiones en torno a la
figura de este importante personaje colombiano, compartimos esta sucinta
entrevista que realizamos a Atilio A. Boron en el mes de Noviembre de 2011.
Atilio, lo primero que
queríamos preguntarte, ¿cuáles fueron los primeros acercamientos que tuviste
hacia Camilo Torres Restrepo?
Los primeros
acercamientos que tuve hacia Camilo Torres fue cuando era estudiante de
sociología, concretamente escuché sobre él en los años 60s, quizás 1961. En ese
momento no conocía mucho, pero aparecía como el cura sociólogo colombiano y
como una persona muy comprometida con las causas populares en Colombia. Se
decía que era un hombre muy informado, y contaba con muy buena reputación como
sociólogo. Camilo representó a la perfección la renovación que se estaba
produciendo en la
Iglesia Católica, como la Teología de la Liberación. Este
proceso fue, lamentablemente, tronchado de raíz por la contrarreforma que tuvo
como abanderado a Juan Pablo II, que junto con Ronald Reagan y Margaret
Thatcher integró un trío reaccionario como pocas veces se pudo ver en la
historia y que impulsó una regresión en los más diversos campos, y no sólo en
la economía y la política. Por ejemplo, que en varios estados de la Unión Americana se
haya abandonado la enseñanza de la teoría de la evolución de Darwin y reemplazada
por el creacionismo expuesto en el Génesis de la Biblia es una muestra de
ello. Camilo fue un formidable revulsivo ante el pensamiento anquilosado de la Iglesia y también de la
política colombiana, y en pos de su misión ofrendó su vida.  Desafortunadamente
nunca llegué a tratarlo personalmente.







¿Por qué fue Camilo
Torres Restrepo el primer autor latinoamericano a ser incluido en la Colección Batalla de Ideas?
En la Colección Batalla de Ideas de Ediciones Luxemburg nos proponemos
recuperar el pensamiento crítico no solamente de autores europeos o
estadounidenses sino también de América Latina, y Camilo es en ese sentido una
de las contribuciones más importantes y, desgraciadamente, menos conocidas. Hay
en las reflexiones de Camilo toda una interpretación sumamente original de los
problemas del desarrollo, la pobreza y la exclusión social de un país como
Colombia.
Nos parecía entonces
que era un patrimonio que todo el pensamiento revolucionario y de izquierda de
América Latina debía recuperar, un patrimonio que había sido de alguna
manera  perdido o por lo menos eclipsado, que había sido ocultado primero,
por una política  del gobierno colombiano que lo único que quiere es
encubrir la heroica trayectoria de Camilo, y segundo, por el resto de la izquierda
que ignoraba la historia de Camilo, su trayectoria y sus escritos, en buena
medida porque Colombia es un país cuya clase dominante tuvo un éxito muy grande
en blindarlo completamente del resto de América Latina.
Por eso es que
Colombia ha sido, y todavía es, uno de los países menos conocidos de América
Latina porque las clases dominantes colombianas se preocuparon muy bien de
dejar ese país sellado casi herméticamente. Y en ese sentido, la misma
influencia de Camilo no fue conocida sino muy tardía y fragmentariamente. Por
eso nos pareció muy importante hacer esa recuperación y producir ese libro.
Camilo Torres tuvo un
proyecto militante y político que llamó el Frente
Unido del Pueblo.
 Actualmente,
¿se puede pensar que dicho proyecto es vigente en el marco de la realidad
colombiana y latinoamericana?
Yo creo que sí, mi
impresión es que hay una Colombia luchando contra una férrea oligarquía muy
cerrada, muy hermética que además está dispuesta a mantener sus privilegios y
sus predominios históricos a cualquier precio. En consecuencia, creo que no
bastaría una interpelación sectorial sino que es necesario un gran proceso de
convergencia nacional y popular en Colombia para destruir esa maquinaria de
dominación oligárquica de forma tal que esa consigna del  Frente Unido del Pueblo creo yo sigue siendo hoy más valida
que en la época en que fue originariamente formulada.
Atilio, consideras que
es vigente el pensamiento de Camilo Torres incluso dentro de los movimientos
sociales de Colombia y América Latina?
Yo creo que los
diagnósticos de Camilo y su propuesta de superación de los problemas siguen
siendo absolutamente válidos y vigentes en este momento. Lo que no estoy muy
seguro es hasta qué punto los movimientos sociales de América Latina -y también
inclusive dentro de Colombia- están en contacto y conocen muy bien ese
pensamiento de Camilo. Lo mismo ha ocurrido con el pensamiento de Mariátegui,
sólo que la recuperación del gran marxista peruano comenzó hace ya unos treinta
años, mientras que lo de Camilo es mucho más reciente. Pero confío en que a la
larga se logrará un resultado tan notable como el que se obtuvo con Mariátegui.
Camilo ha sido un
autor que, como decía recién, fue sistemáticamente ocultado en la visión de sus
contemporáneos y de sus generaciones sucesivas, y creo que habría que hacer un
esfuerzo muy grande para demostrar, por ejemplo, la validez de los diagnósticos
que hace Camilo en relación a la situación del campo en Colombia. Su análisis,
lejos de haberse debilitado con el paso del tiempo, se ha acentuado porque los
problemas que él anticipaba: el tema de la concentración de la tierra y el
avance del agronegocio, la expulsión de la masa campesina y la situación de
indigencia en la cual quedaban los sectores campesinos se profundizaron a lo
largo de las últimas décadas. De manera que, para sintetizar, yo creo que sí,
que el pensamiento de Camilo sigue teniendo plena vigencia, pero no estoy
seguro del grado de conocimiento que los movimientos sociales en Colombia y
fuera de Colombia tienen de la importancia de ese pensamiento. Por eso nosotros
queremos ayudar aportando nuestro granito de arena a que se conozca el
pensamiento de Camilo.
Hubo hace poco en
Colombia un hecho que no se había visto en años y fue la movilización
estudiantil y  ahí podía verse de nuevo la imagen de Camilo, como un
cierto aflore de un sentimiento muy “camilista”. En ese sentido, ¿podría
pensarse que hay una suerte de renacer de la corriente “camilista”? ¿cómo lo
ves?
Yo creo que sí, yo
estoy seguro de que Camilo Torres se va a convertir en un punto de convergencia
de muchos sectores de la sociedad colombiana que están luchando por construir
una sociedad mejor. Creo que si bien es una recuperación que comenzó con mucha
demora igual es muy importante y me parece que se produce en el momento en que
todas las otras alternativas se ven bloqueadas. Por eso no sorprende que la
juventud vuelva su mirada hacia un antiguo profesor de la Universidad Nacional,
a uno de los mejores sociólogos que produjo Colombia y además un hombre
ejemplar que puso su vida al servicio de sus ideas. Me parece a mí que este
reconocimiento de Camilo es un fenómeno que a lo largo de este y los próximos
años va a ser cada vez más importante y no dudaría en que Camilo se transforme
en una especie de icono que simbolice todas las ansias de liberación, de
emancipación, de democracia, de justicia y de libertad que hoy reclaman y
movilizan a millones de jóvenes, y además de jóvenes, a otros sectores de la
sociedad colombiana. ¡No me sorprendería que la recuperación de Camilo puede
llegar a cumplir la función que Bolívar tuvo en la Revolución Bolivariana
en Venezuela! Creo que el rescate de Camilo puede cumplir un papel similar, por
lo cual me parece sumamente importante apoyar esta tarea en la cual ustedes
están involucrados.