UNA PAUSA entre tantas pálidas en Argentina: el pueblo festeja un nuevo campeonato de BOCA. Todo bien pero a no distraerse: lo esencial es impedir el triunfo de Macri y si esto se da, si gana Scioli, ORGANIZARSE Y MOVILIZARSE porque en cualquier caso la presión de la derecha va a ser impresionante. Nada de triunfalismo ni de soberbias, vengan de quienes vinieren. EL FpV pecó de todo eso, y así le fue. Ojalá que aprenda la lección, Hay una cuesta arriba impresionante de hoy al 22 N. La consigna de la hora debe ser Movilización para la Victoria, Victoria y MOVILIZACIÓN RECARGADA después, gane quien gane.